Cartas de lectores

Eduquemos a las mascotas para cosas buenas

Ruth Gregson, una adulta mayor de Columbia, EE. UU.,  fue noticia debido a la acusación de utilizar a sus 65 gatos para robar las pertenencias de su vecinos. En su hogar encontraron más de $ 650 mil en joyería robada, la cual no solo pertenecía sus vecinos más cercanos sino que era parte del patrimonio de alrededor de 5 mil casas de la zona. Rousseau dijo: “el hombre nace bueno, la sociedad lo corrompe”, máxima que encaja perfectamente en este caso, aunque la especie en cuestión sea felina. La perpetración de estos delitos es 100 % autoría intelectual humana. A los felinos les crea mala reputación y predisposición negativa en la sociedad, al extremo de atentar contra sus vidas. En Ecuador no nos quedamos atrás, hay personas que tienen mascotas y deciden el futuro de ellos sin priorizar beneficio para los animales, en lugar de darlos en adopción o regalarlos a persona responsables , optan por abandonarlos. Una mascota es un miembro más de la familia, se lo ama y cuida.

Ec. Marysol del Castillo