Cartas de lectores

Delfín campeón de la humildad

El Delfín es un extraordinario equipo de fútbol que desde que subió a la primera categoría ha demostrado calidad en el balón. Comenzó su historia ganando el ascenso a la Serie A; con un equipo con pocas figuras y muchos desconocidos se convertiría en histórico. En 1990 llegaron nuevos dirigentes, como Johnny Loor, que continuó el proyecto de los fundadores del club: Joselo Mieles, José Álava y Óscar Guillén. Ese año se mantuvo la base del plantel que logró el ascenso pero con la gran baja de Alcides de Oliveira, y se sumaron al equipo conocido como Cetáceo, El Negro Valencia, Janio Pinto, Galo Vásquez y Rodolfo Abalde. Ese año Delfín debutaba en el estadio Jocay contra el poderoso Macará de Ambato. Frente a 1.200 espectadores el equipo de Manta derrotó 2 a 0 con goles de José ‘El Negro’ Valencia y Miguel Ángel Titzios. El Jocay se convirtió en un fortín donde todos sucumbían ante Delfín. El Delfín ha llegado a ser campeón siendo de Manta y no como sucedía siempre que eran equipos de Guayaquil o Quito. Descartaron a los grandes, por lo cual se puede llamar tanto a Delfín como a Independiente de Valle, pequeños gigantes. En la mayoría de casos han sido contratados por equipos extranjeros de renombre. ¡Viva “mi pariente” Roberto Ordóñez! ¡Viva el glorioso Delfín!

Lic. Ricardo Ordóñez Jaramillo