Defender lo indefendible

  Cartas de lectores

Defender lo indefendible

Es lo que fraguó una ‘troupe’ sumisa de leguleyos pícaros enseñada a violar cualquier sentencia para liberar a un delincuente sin el castigo que dictaminaron los jueces atiborrados de pruebas y testimonios. La Corte de Santa Elena no esperó los 8 días para dar su veredicto y ordenó que Glas vuelva a la cárcel de Latacunga a terminar de cumplir su castigo. Quizá la revelación de un video de Código Vidrio grabado cuando los candidatos de Alianza PAIS perdían en 2014 alcaldías y prefecturas en el Oriente, en el que Glas ordenaba a José Luis Cortázar, director de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero, subir los cupos de venta de combustibles en provincias fronterizas y eliminar restricciones a la comercialización de explosivos para mineros (traición a la patria) obligó a la Corte a decir la verdad. A Glas le queda la certeza de ser amnistiado en la segunda tanda de pícaros que elabora la Asamblea. Al entregarse a la Policía habló de injusticias e infamias y de ‘su proyecto’, mientras su pana y exministro, Capaya, lo acusa de haber robado $ 4.900 millones por contrato a dedo otorgado por José Icaza Romero a la Schlumberger, donde Cortázar -el que refuta el video- fue jefe de negociación. Con lo sucedido con Glas, los facinerosos correístas están de luto y los ‘mexicanos’, desesperados entrenándose a cantar rancheras. La ‘troupe’ debe ser destituida para que no siga perjudicando a la gente que busca justicia y la Corte ‘ociosa’ o alguien, está en obligación de agotar esfuerzos para traer de Bélgica al jefe de todos los delincuentes, a que rinda cuentas al pueblo, hastiado de tanto ladrón.

Dr. Carlos Mosquera B.