Dar uso a edificios abandonados en Milagro

  Cartas de lectores

Dar uso a edificios abandonados en Milagro

En la ciudadanía milagreña existe gran malestar: que el Gobierno central dé poca importancia al convivir del pueblo de este cantón, que no ha progresado a pesar del tiempo. Dos edificios del IESS están inactivos por tres lustros. El edificio que funcionaba el hospital del IESS, ubicado en el centro, calles Rocafuerte y 24 de Mayo, puede servir para dar atención y hospitalización a los enfermos de cáncer, hombres y mujeres, y con ello evitar que se siga destruyendo. La Directiva Nacional del IESS debe solucionar en el menor tiempo posible este grave problema que tienen los pacientes con esta enfermedad. El edificio que está en las calles 9 de Octubre y Guayaquil, y es esquinero, también está abandonado y en un tiempo tenía la Universidad de Guayaquil en comandato; se terminó el contrato y ahí está abandonado. Serviría para atender a los alcohólicos y drogadictos que hay en gran cantidad. El local del colegio Velasco Ibarra, en el centro, calles Olmedo y 12 de Febrero, serviría para un museo, que no tiene en forma pública la ciudad (tenemos pero dos particulares: de Valdez y de la familia Viteri Gamboa), a pesar de que Milagro tiene una cultura milenaria, la de Milagro-Quevedo, y serviría para levantar el turismo. El Concejo Cantonal debe solicitar al Ministerio de Educación, que lo dé en comandato para que se instalar también una biblioteca moderna y que estudiantes de los tres niveles vayan a consultar. Con estas obras que sí se pueden realizar, los habitantes de Milagro tendrían mejor vida.