Cartas de lectores

Cuidado y aparece el otro virus, la violencia

Uno de los sectores más afectados económicamente con la pandemia son los trabajadores del sector informal, tanto en nuestra economía como en los países en desarrollo, viven el día a día, y las pérdidas intempestivas de los ingresos o de los puestos de trabajo, los está dejando en una situación de mayor vulnerabilidad.

Es fundamental que se adopten medidas de protección del empleo y, sobre todo, de los trabajadores por ser un grupo vulnerable, tendentes a lograr una rápida recuperación de la economía en el país.

El gobierno de Moreno basa su propuesta en dos ejes principales: la creación de un fondo de emergencia y deuda de China y de organismos multilaterales.

El nuevo plan económico adoptado por el Gobierno para afrontar la crisis sanitaria, económica y social, como la Tabla de aportes de empresas y ciudadanos a la crisis como contribución humanitaria temporal, son altamente contraproducentes porque resta liquidez a las empresas y trabajadores para la recuperación económica y el desarrollo social. La última medida del recorte de los sueldos en el 50 % a los funcionarios no resolverá el problema.

El aporte del Gobierno debe ser mucho mayor, el propio Gobierno ha reconocido que el 70 % del sector productivo está parado, que la economía está en hibernación y que el Gobierno ha gastado 298 millones en afrontar la crisis.

Con los aportes, el Gobierno espera conseguir para el fondo de emergencia 1.211 millones de dólares, para poder cubrir los gastos de ampliación de programas sociales, equipamientos de salud, compras de medicinas y contratos temporales para desempleados.

El Gobierno y todos los sectores de la sociedad deben tomar medidas positivas urgentes. El que más aporte debe ser el Estado con la venta de bienes de su propiedad, para lograr evitar una catástrofe social y que aparezca un nuevo virus, el de la violencia. En América Latina y el Caribe, la contracción del empleo alcanzaría a 14 millones de trabajadores y trabajadoras, según la OIT.

Dr. Franklin Salazar Savinovich