Cartas de lectores

¡Construirla es tarea de todos!

Pienso sin temor a equivocarme que, con sincera satisfacción y casi con emoción hemos acogido con beneplácito muchos ciudadanos nacidos en esta bendecida tierra, la idea del Dr. Francisco Huerta Montalvo en su artículo “Armar un frente ciudadano ecuatoriano”, publicado el 2 de marzo en su prestigioso diario, en el cual propone construir de manera urgente un Frente Cívico Nacional dada la gran magnitud de riesgos que enfrenta actualmente la nación, que han desembocado en la grave crisis económica, sanitaria y moral que afrontamos. Esta Junta Cívica Nacional que propone el Dr. Huerta debería estar prohibida de intervenir en política y sus fundamentos generales serían el de combatir la ineficiencia gubernamental y la galopante corrupción, para no ser cómplice de nuestra propia destrucción. Seguro estoy de que Ecuador cuenta con hombres y mujeres patriotas, de probada capacidad y reconocidas virtudes cívicas y morales, que harían de su labor en esta Junta un auténtico apostolado, sin claudicaciones ni treguas, en beneficio de la patria, cuya activa participación dentro de tan importante ente, resultaría decisiva en esta hora de crisis y ausencia de valores. Con base en este revivir cívico, hago válida la oportunidad de expresar en esta opinión lo siguiente: la importancia de acoger esta valiosa idea, cuyo objetivo más importante será siempre el de velar por los intereses nacionales y enfrentar con éxito los peligros que amenazan nuestra vida y seguridad, además de demandar el cumplimiento eficiente en la administración del Estado a los gobiernos elegidos democráticamente. Con el concurso de ilustres ciudadanos ecuatorianos, que son el nervio vivo de esta hermosa tierra que los vio nacer, seguro estoy de que la propuesta formulada para conformar la Junta Cívica Ecuatoriana, tarde o temprano será una magnifica realidad. ¡Adelante, pues, y mucho éxito! 

Ec. Mario Vargas O.