Cartas de lectores

Confianza entre moradores

Nada puede hacerse sin confianza entre moradores, tampoco sin esperanza puede reconstruirse nada. Hay que tomar aliento siempre en comunidad. El brío optimista debe respirarse por todos los ambientes. Nada surge porque si. Todo requiere esfuerzo cooperante y desvelo peleador para afrontar los retos y amenazas que se ciernen sobre el mundo. Cada cual desde su hábitat debe estar a la altura de las circunstancias, en guardia permanente y en disposición de colaborar responsablemente. Quizás tendremos que dejar a un lado viejas historias y rejuvenecer con nuevos entusiasmos reconciliadores. Proseguir de la mano con otro y ejercitar el valor de soñar una vez más.

Víctor Corcoba