Ya no caben discursos ni paños de agua tibia

  Cartas de lectores

Ya no caben discursos ni paños de agua tibia

La indefensión y desesperanza crece diariamente en la colectividad ecuatoriana ante la falta de medidas contundentes y definitivas por parte del Gobierno para combatir y contrarrestar la brutal arremetida de los carteles del narcotráfico, que manipulan la delincuencia organizada y que, con sus tentáculos, han penetrado todos los niveles del Estado.

Frente a esta situación, ya no caben discursos ni paños de agua tibia, tampoco derechos humanos que protejan a terroristas y delincuentes -puesto que son ellos quienes violan y pisotean los derechos de los ciudadanos honestos-.

Se requiere urgentemente utilizar uno de los legítimos recursos: la consulta popular, que permitiría al Gobierno y a los ecuatorianos acabar con la podredumbre instalada en la Asamblea y empezar por corregir el rumbo, especialmente al Poder Judicial y a los otros organismos de control. La monstruosa violencia que flagela a las poblaciones en la ruta del narcotráfico en esta región del continente y las secuelas del consumo de droga -a gran escala- en sociedades como las de Norteamérica y la Comunidad Europea, son razones suficientes para que Ecuador les solicite y consiga apoyo logístico, económico y militar para recuperar y defender nuestra soberanía, cada vez más disminuida por los politiqueros y terroristas del narcotráfico. Leonardo Cueva Piedra