De lo bueno, poco

  Cartas de lectores

De lo bueno, poco

La detención de un díscolo y atrevido dirigente indígena provocó disturbios de parte de sus ingenuos seguidores

Con motivo del día del Medio Ambiente en Puerto Baquerizo Moreno, San Cristóbal, Galápagos, coordinado por la Alcaldía, Armada Nacional, un grupo de niños y adolescentes, buzos pertenecientes a una institución particular limpiaron el fondo marino adyacente al puerto. Los integrantes de Wreck Bay Diving Center, apoyados por personal de la Marina, otros uniformados y varios ciudadanos extranjeros extrajeron desechos arrojados por personas que aún desconocen la necesidad de cuidar el planeta. La detención de un díscolo y atrevido dirigente indígena provocó disturbios de parte de sus ingenuos seguidores, quienes confían en las acaloradas promesas de reivindicación económica pues otro tipo de demanda no ha tenido cabida en el pliego de peticiones del empobrecido líder, detenido mientras viajaba en un lujoso vehículo de su pertenencia. La protesta en contra del gobierno ha congregado a los violentos con cierre de vías, corte de árboles, quema de carros, ataques a quienes laboran y agresiones a instituciones, comercios y personas. También ha convocado a todo tipo de delincuentes. Mientras tanto, la mayoría de ciudadanos sufren las consecuencias: inmovilidad, subida de precios en artículos de la serranía e inseguridad ante los atracos sumados a la intimidación del sicariato. Es importante estimular que crezca lo positivo y sobre todo llegar al diálogo constructivo que nos transporte al común bienestar ciudadano. 

Ricardo López González