Cartas de lectores

Bicentenario de Guayaquil

Con tristeza y decepción leo y escucho en los medios de comunicación los planes que el Municipio tiene para nuestra querida ciudad.

Al Ing. León Febres-Cordero le costó trabajo y esfuerzo convertir a Guayaquil en una ciudad orgullo y ejemplo para el resto del país. Las siguientes administraciones continuaron su labor.

Lamentablemente, la situación actual es diferente; estamos dando marcha atrás. Guayaquil está retomando carácter de pueblo grande, un gran mercado.

Las obras emblemáticas están saturadas de negocios de “emprendedores” (choclos, churros, carne en palito, etc.).

El Municipio tiene listo un proyecto para destruir la ciudadela Urdesa, convirtiéndola en un mercadillo.

Por tanto, Urdesa y todo Guayaquil requieren seguridad; peatonalizar la avenida Víctor Emilio Estrada significaría un caos.

Los moradores queremos tranquilidad, seguridad, veredas amplias y limpias.

Como residente de Urdesa desde 1964 espero que el clamor de los urdesinos sea escuchado por el Municipio, ya que jamás hemos sido consultados al respecto.

Zoila Castro Alarcón