Cartas de lectores

Los bebés de vientre de alquiler

No va a ser sencillo criar a ese bebé como consecuencia de todo lo sucedido en el embarazo y en el parto.

El bebé de un vientre de alquiler no conoce otra madre que la mujer que lo gestó. Separarlo de ella al nacer equivale a que ella muera en el parto. Una suma de pérdidas conlleva la maternidad subrogada. Y nada asegura que no vayan a tener serios problemas de salud en etapas más tardías de la vida por el estrés que supone el embarazo para la madre, posible exposición a tóxicos, falta de vínculo prenatal, parto programado o inducido casi siempre antes de tiempo, estrés de la separación de la madre, su ausencia y falta de lactancia materna. No va a ser sencillo criar a ese bebé como consecuencia de todo lo sucedido en el embarazo y en el parto.

Mario Monteverde