A las autoridades universitarias

  Cartas de lectores

A las autoridades universitarias

Eliminada la prueba del Senescyt, las autoridades universitarias deberán demostrar sus capacidades incrementando cupos; hay aulas subutilizadas y más de un millón de bachilleres excluidos de su derecho a la educación superior. Como decano de la facultad de Filosofía de la Universidad de Guayaquil la recibí con 8.000 alumnos y la dejé -cuatro años después- con 15.000, en los mismos edificios y con los mismos recursos. La solución: incrementar paralelos matutinos y vespertinos. Las autoridades deben mirar el ejemplo de la Universidad Técnica de Milagro, ofrece más cupos que las universidades públicas de Quito, Guayaquil y Cuenca sin desmerecer su calidad académica.

Ab. Wilson Sánchez Castello