Cartas de lectores

Aprendan a manejar programas de inventarios

Existen empresas privadas que venden programas de inventarios debidamente comprobados, que incluso van hacia la empresa compradora del producto, hacen las respectivas pruebas compatibles y las demostraciones respectivas con los programas que está actualmente utilizando y hacen las demostraciones pertinentes y la puesta en funcionamiento del producto, en este caso, el programa que se está comprando.

¿Por qué digo esto? Es inadmisible admitir y creer que el IESS tenga medicinas caducadas, de tres o cuatro años atrás, y que nadie se haya dado cuenta y ahora salgan a la luz los miles de millones de dólares perdidos, porque ya no es posible recuperar estos valores, bien porque la casa distribuidora farmacéutica ya no quiere cambiar o sustituir la medicina caducada con un producto nuevo, o porque simplemente la casa distribuidora farmacéutica ya no existe o la persona natural que vendió el producto desapareció, lo cual es gravísimo.

¿Y para qué están los contratos que se firman, con el anticipo solicitado? No es la primera vez que estas cosas ocurren en esta entidad pública.

Esto demuestra una vez más que el IESS nunca ha sido bien administrado, por verdaderos administradores, sino por ineptos y corruptos.

Roberto Flores