Un año después de la aflicción

  Cartas de lectores

Un año después de la aflicción

¿Mas, hemos cambiado nuestra actitud frente a la vida... o vacunados volveremos a la “normalidad”?

El mundo un año después de la llegada del coronavirus, sigue luchando por encontrar el remedio para curarlo; mientras tanto se cumple lo dispuesto por la OMS. La paralización de industrias y comercio afectó las economías de todos los países; miles de trabajadores quedaron en la desocupación y creció la pobreza. Las calles quedaron desiertas y la desesperanza nos invadía al ver a miles morir en el planeta. Las reuniones sociales y grandes concentraciones se suspendieron, entre ellas las del deporte. Reverdecieron los campos; los animales acosados por sus depredadores, se movieron y reprodujeron en paz, sobre todo en África, y las playas lucieron desiertas. El virus llegó a nuestro país. En Guayaquil, en febrero de 2020 la gente moría en las calles y hospitales, con denuncias de negociados que pusieron al descubierto actos de corrupción en el manejo de fondos públicos. La pandemia se extendió y no se pudieron identificar algunos cadáveres. La Navidad fue inédita y la despedida del año igual. La violencia de género y criminalidad crecieron en medio de sicariato y tráfico de drogas, lo que trajo como consecuencia, según autoridades, la masacre en las cárceles.

La vacuna ya se aplica en el planeta; es la noticia alentadora. En nuestro medio, llegaron las primeras para médicos, paramédicos y personal de “primera línea”. Pero aparecieron beneficiarios de “segunda línea”, lo que desató la polémica con el ministro de Salud y el Gobierno. En medio de desmentidos y falta de transparencia, el nuevo Ministro de Salud ante las críticas de la ciudadanía por la falta de vacunas, asegura que se ha negociado dos millones que llegarían en los próximos días y se cumpliría la primera fase de vacunación. Mientras tanto la ciudadanía continuará con la preocupación de contagio, esperanzada en que el nuevo gobierno cambie de rumbo. ¿Mas, hemos cambiado nuestra actitud frente a la vida... o vacunados volveremos a la “normalidad”?

Ab. Óscar Solano P.

Machala - El Oro.