Amnistía o impunidad

  Cartas de lectores

Amnistía o impunidad

La corrupción se marida con la impunidad 

No es desconocido que amnistía es un instrumento jurídico que tiene por efecto la posibilidad de impedir el enjuiciamiento penal o las acciones civiles contra ciertas personas o categorías de personas con respecto a una conducta delictiva cometida o la anulación retrospectiva de la responsabilidad jurídica. Este término se dio por primera vez a una ley que hizo Trasíbulo (Atenas, 455 a. C.), que mandó un olvido general de todo lo pasado después de haber arrojado a los 30 Tiranos de Atenas. Por otra parte, la impunidad es la falta de compromiso por parte de los jueces o responsables legales, de permitir sentencias hacia quienes han faltado a las normas y han quebrantado los derechos establecidos. La impunidad rompe las normas morales que sustentan la ley. Deja en libertad a quien cometió un desafuero delictivo, como actos de vandalismo o desestabilización social. La impunidad y la corrupción son términos que están unidos para desligar la responsabilidad social a nombre de la unidad y otras razones poco creíbles. La corrupción se marida con la impunidad cuando individuos en nombre de una agrupación con discursos demagógicos abusan de la debilidad o compromiso de la autoridad para librar de cargos penales a sus camaradas. Eso aumenta la crisis de desconfianza y terror en que vivimos, quebrando más aún nuestro derecho de vivir en paz.

Ricardo López González