El aborto legal no elimina los riesgos

  Cartas de lectores

El aborto legal no elimina los riesgos

María del Valle González López, tenía 23 años y era presidenta de la Juventud Radical en el municipio de La Paz, en la provincia de Mendoza (Argentina).

El domingo 11 de abril, murió luego de someterse a un aborto legal en un hospital, hecho que ha conmocionado al país al ser la primera muerte registrada luego de la aprobación de la ley del aborto, el 30 de diciembre. 

Según informa el diario argentino Clarín, la joven se dirigió el miércoles 7 de abril, al hospital Arturo Illia en la localidad de La Paz, “para solicitar un procedimiento de interrupción legal” del embarazo, término usado para referirse al aborto. “Allí le recetaron un fármaco -se presume que misoprostol- y el viernes comenzó a sentirse mal. Fue derivada al principal centro de salud de la zona este de Mendoza, el hospital Perrupato, donde detectaron una infección general que le habría provocado la muerte”, indica Clarín. 

El misoprostol es una prostaglandina que hace que el útero expulse lo que está en su interior. En el caso de un embarazo, provoca que la madre pierda al niño por nacer, lo que puede generar que la mujer se desangre.

La líder provida Guadalupe Batallán, escribió en su cuenta de Twitter este lunes, que “María del Valle tenía 23 años, y toda una vida por delante. Era estudiante y había llegado a ser presidente de la Juventud Radical en Mendoza. Abortó legalmente el miércoles, y para el fin de semana ya estaba muerta”.

Mario José Monteverde Rodríguez