Ocio

Verónica Llaguno: "Seré la Mujer maravilla de la Asamblea"

La candidata por Democracia sí es provida, gusta del seco de pato, defensora de los derechos de la mujer, tiene tantos ahijados como árboles plantados

VERO LLAGUNO
Su debilidad es la comida. Durante el confinamiento creó un plato al que llamó Pollo a la pandemia.Gerardo Menoscal / EXPRESO

Aunque el éxito le fue esquivo durante la campaña anterior, cuando se lanzó para alcaldesa de Samborondón, cantón guayasense en el que reside hace 36 años, Verónica Llaguno tiene la certeza de que esta vez sí llegará a la meta. 

La seguridad de esta abogada y máster en Derecho y seguidora de las películas de superhéroes se apoya en el trabajo que ha venido haciendo a lo largo de su vida profesional. Eso, dice, la avala para ocupar un escaño como asambleísta provincial por Democracia Sí. La candidata se sometió a El Cuestionario de EXPRESIONES y contó acerca de su vivencias y anécdotas.

MAURICIO SALEM(32843230)

Mauricio Salem: “Nunca me han dicho que no”

Leer más

Disfruta de las películas de superhéroes. ¿Cuál es su relación con la Mujer Maravilla?

Me gustan las películas de acción, las de superhéroes. Todos llevamos un niño dentro y tenemos el sueño de conseguir la cosas como ellos, ayudar, salvar el mundo... Y me dicen Mujer Maravilla, porque me gusta estar en todas.

¿Es verdad que tiene tantos ahijados como árboles reforestados, que con ellos formó un equipo de fútbol y que les pagó el entrenador, les compró los zapatos y los llevaba en camioneta a entrenar?

Esa historia comenzó cuando yo llevaba a mi hijo a un partido de fútbol de un campeonato y, justamente, del carro de al lado se bajaron muchos niños de una camioneta roja. Cuando se bajaron en Tarifa, uno de ellos le dijo al profesor que le quemaban los pies. Sus zapatos no eran los apropiados. Hablé con el entrenador, que era un padre de familia, e hice el contacto. Formé la escuela Juventud Nacional de Tarifa. Tuvimos a 120 niños entrenando de manera gratuita. Se les dio uniformes, balones, un entrenador. Los llevé a interbarriales, causamos terror. Le ganamos a la escuela de Alfaro Moreno. Dimos guerra. Los ahijados fueron creciendo, ya son padres de familia, todavía los visito.

Hablando de fútbol, dicen que un querido y reconocido deportista del Barcelona destruyó la casa que usted le había alquilado. ¿Fue así?

Sí. Me fui a trabajar a Quito y dejé a mis hijos con mis padres. La casa quedó sola y decidí alquilarla. El jugador no solo fue con las pelotas, sino también con un perro que se comió las puertas y los muebles. Dije, ‘nunca más alquilo mi casa’.

Usted tiene varias anécdotas. Cuando era candidata a la Alcaldía de Samborondón pasó por un puentecito que se rompió. Hasta hubo memes en la que le decían ‘candidata al agua’...

Así es, y esa es parte de la discriminación a la mujer, porque si un hombre se cae nunca les hacen memes. ¿Por qué nosotras tenemos que pasar por ese discrimen? Por suerte, no había agua, caí y gracias a Dios no me pasó nada y seguí para adelante. Esa es una de mis motivaciones, nunca parar, siempre seguir.

También ha tenido privilegios. A los 15 años, era la única de la promoción que llegaba al colegio manejando...

Mi mamá salió embarazada del conchito de la familia y ya no podía manejar.

Cuando era veinteañera iba con sus amigas escuchando a Katy Perry rumbo a Montañita y se accidentó...

Cuando uno es joven, piensa que es invencible... y ahí entra la Mujer Maravilla, que es todo poderosa. Todas mis amigas estaban en mi carro, un auto pequeño y éramos ocho. Salimos de Montañita a Salinas, a dormir. En el trayecto me venció el sueño y me salí del camino. Todas se despertaron asustadas. Luego les conté la verdad.

Sus debilidades

Le encanta comer...

Sí, es una de mis debilidades. A veces quisiera cambiar ese hábito, pero a la gente muy dietética la veo amargada. Tienen que comer, coman para que estén rosaditas, ¿por qué privarse de un buen caldo de bolas, de un seco de pato? (Risas).

Su plato favorito es el caldo de bolas...

Sí, pero no lo preparo. Aprendí a comer seco de pato en Samborondón, uno de mis compadres hace uno maravilloso. La primera vez que me lo brindaron fue en uno de los recintos, me pusieron una buena porción de arroz y ellos comen con cuchara, no tenía la experiencia de comer así y no sabía en qué momento se me iba a volar esa presa, así que lo agarré con la mano. Mano a la presa, más rico.

Le gusta ir a la Sierra. Me dicen que Gualaceo es su lugar mágico, ¿por qué?

Me encanta el paisaje, el ambiente, la historia y el río que pasa por la ciudad. Además queda muy cerca de Guayaquil. Tiene una comida riquísima, me encanta el clima.

“Las acuarianas, somos muy soñadoras, me da mucha tristeza ver tanta violencia. Sueño con un país y sus ciudades seguras. Vivir en paz, salir con tranquilidad”.

Hay una canción que se llama Viva la vida, como diría Coldplay.

Por supuesto, he ido a dos conciertos de Coldplay, es espectacular. Me gusta mucho esa canción, tiene fuerza, esperanza.

Madonna la mata, y puede escucharla todo el día sin cansarse.

Hasta el perfume me lo compré (Risas).

No es romántica, le gustan un par de temas de Manuel Medrano y nada más.

Soy más alegre. Me gusta bailar.

Me dijeron que era buena para el baile.

Me gusta bailar pasodoble en los matrimonios. Cuando estaba mi papá lo sacaba y le decía “a bailar”. Pista fija el paso doble, la pena es que no hay muchas personas que saben bailarlo.

También escucha tangos.

Troto con tangos. Las letras son lindas.

Más de ella

-Guayaquileña, está próxima a cumplir 45 años.

-Es madre de dos, el mayor es abogado.

-Toca el teclado. En el colegio María Auxiliadora, donde estudió, formó un grupo musical llamado Ciao, donde interpretaban música religiosa.

-De vez en cuando le gusta beber vino y algo de tequila.

-Fue Directora del Consejo de la Judicatura del Guayas, Galápagos y Santa Elena y Directora Nacional del Programa de Reforestación. Plantó más de doce mil hectáreas de árboles maderables.

-Como catedrática universitaria, impulsó los consultorios jurídicos móviles gratuitos junto a los estudiantes de Derecho.

Nathalie Viteri

Nathalie Viteri: “Me gusta tener el control”

Leer más

Lo dijo...

“Que se hagan leyes más fuertes para los abusadores, que no haya violaciones y por ende que no se promuevan los abortos. Así debería ser la lógica, respeto hacia la vida”.

--------