Ocio

Shakira y la primera vez que pisó Guayaquil hace 25 años

A propósito de las bodas de plata de su álbum Pies descalzos, Mariela Viteri y Siuyin Chang recuerdan su contacto con la actriz colombiana en 1995.

Siuyin Chang
Siuyin y Shakira, minutos antes de partir a la desaparecida discoteca Biga.Cortesía

Era el año 1995 cuando emergió en la escena de la música pop una chica de pelo largo y oscuro, cara de muñeca y voz de cantante negra de blues.

Su nombre, Shakira, y solo le bastó un disco, Pies descalzos, para darse a conocer fuera de su querida Colombia. Melodías como ¿Dónde estás corazón?, Estoy aquí y Antología alcanzaron las primeras posiciones en las radios de Latinoamérica y sonaban con insistencia en discotecas de Guayaquil como Tequilalá, Biga y Amén.

No se trataba de su álbum debut, sino del tercer material de estudio de la artista barranquillera que en ese entonces contaba con apenas 18 años. Su presencia tuvo un plus, pues era la autora de todas las composiciones de esta producción que muchos catalogan como una obra de arte y la establecieron como una joven prodigio, situándose como una digna sucesora de Claudia de Colombia, quien hasta ese momento había sido la única embajadora musical de la tierra de García Márquez para el mundo.

Pies descalzos tuvo una excelente recepción entre el público local y foráneo y los críticos musicales lo aplaudieron de pie.

Entre las decenas de anécdotas que tiene Mariela Viteri, cuya radio casualmente celebra sus bodas de plata, está el desplante involuntario que le hizo a Shakira en su primera visita a Ecuador, promocionando Pies descalzos. La manabita lo recuerda: “Ella vino al país cuando no era tan famosa para participar en la teletón organizada por la Alcaldía de Guayaquil y me fue a buscar en mi casa un domingo a las 15:00, como estaba saliendo de bañarme y luego de saludar con ella desde el balcón de mi casa, le dije que le esperaba mañana, por eso me friegan diciendo que le hice el feo a Shakira”.

La comunicadora guayaquileña Siuyin Chang era la vocera de Sony en Ecuador, cuando le tocó recibir a la intérprete de Loca en Guayaquil.Ella vino para la Teletón realizada por Teleamazonas. Era un niña muy linda y humilde. Hasta hoy es, además de trabajadora, perfeccionista y profesional. No quiso hacer play back durante su intervención. Luego del evento, esa noche fuimos a la discoteca Biga, que quedaba en avenida Las Aguas y ahí se pudo dar cuenta la acogida que había tenido su disco. La reconocieron y se armó el barullo, tuvimos que salir rápidamente del lugar. También vale mencionar que cuando estuvo en esta ciudad visitó la iglesia de Los Ceibos y escuchó la misa, pues es una mujer muy católica”.