Sam y Caro: ¡chao basura, hola residuos!

  Ocio

Sam y Caro: ¡chao basura, hola residuos!

Samantha Reyes y Caroline Jara son amigas y socias. Juntas emprenden en EcoHome, un servicio de recolección de reciclaje puerta a puerta.

Samantha Reyes y Caroline Jara, ambientalistas y propietarias de EcoHome
Brindarles un mejor planeta a sus hijos es uno de los motores que las impulsa a luchar por su emprendimiento.Christian Vinueza//EXPRESO

En una ciudad como Guayaquil, donde se generan 3.930 toneladas de basura diarias, empiezan a verse pequeñas acciones cotidianas que, juntas, van generando un impacto.

Se trata de hábitos sustentables, en este caso incentivados por Samantha Reyes (31), máster en Seguridad y Salud en el Trabajo, y Caroline Jara (32), máster en Gerontología y Atención Central de la Persona. Juntas emprenden EcoHome.

Para ellas, a quienes se conoce como Sam y Caro, las 5 R (reducir, rechazar, recuperar, reusar y reciclar) son un camino por el que se debe transitar a diario, por eso se dedican a ofrecer el servicio de recolección de reciclaje puerta a puerta.

Es apenas un granito de arena, pero marca una tendencia en hogares, urbanizaciones o empresas que apuestan por un mundo más verde.

María José Villacís, emprendedora ibarreña que vive en Quito.

María José Villacís: "No conozco límites, siempre voy hacia arriba"

Leer más

Gracias al ímpetu de estas amigas, su proyecto socioambiental logró estar en el puesto 4 en la categoría Comunidad de los Premios Verdes, en el que compitieron con otros 500 más de Latinoamérica.

Esto las anima a seguir recorriendo desde su Eco Móvil (como le dicen a su vehículo) las calles del Puerto Principal, vía a la Costa, vía a Samborondón, Daule y La Aurora, todo en pro de cuidar el planeta.

Llevan menos de un año y ya han logrado que muchas personas aprendan la forma correcta de tratar sus residuos.

Hay familias que esperan con sus hijos y, juntos, entregan lo que han reciclado. Ahí es cuando notas cómo se va creando el hábito”, comenta Sam, la fundadora del emprendimiento.

TODO POR LOS HIJOS

Todo empezó a tomar forma en abril del 2021. “Lo más difícil para mí fue renunciar al trabajo. He laborado en relación de dependencia desde que tenía dieciocho años, tanto en empresa privada como pública. Pero decidí salir para enfocarme en este proyecto al que se me unió Caro”, recuerda.

La amistad entre ellas se remonta ala etapa de universidad. “Desde las aulas hacíamos equipo. Si bien al graduarnos cada una se enfocó en su carrera profesional, luego se nos dio esta oportunidad para unir esfuerzos”, agrega Caro, la co-fundadora.

Fundación

La causa solidaria que nace de los artículos reciclados

Leer más

Sam venía con su experiencia laboral ligada a la gestión de residuos tanto en la industria marítima como plástica. Lo de Caro eran las telecomunicaciones desde el área de marketing y estrategias de comunicación. Eso hizo que ambas se conviertan en el complemento perfecto.

El hecho de ser madres también las unió. Sam tiene un hijo de 3 años; Caro, una bebé de 6 meses. “Ante la cantidad de basura que se genera en Guayaquil, decidimos tomar acción para poder dejarles un planeta que ellos puedan disfrutar”, dice Caro.

En junio del año pasado iniciaron sus operaciones bajo el nombre de Ecohome y las redes sociales, como el Instagram, ayudaron a que su emprendimiento sea cada vez más conocido.

Los sectores con gente más comprometida son los de la ruta Urdesa – Ceibos - Vía a la Costa. Cada vez que vamos allá, el EcoMóvil se llena. En un día podemos recolectar entre 150 y 250 kilos de materiales que van desde cartón y vidrio, hasta plástico y metal”, refiere Sam.

Si bien no es una tarea fácil, ellas previamente dan un taller gratuito de reciclaje para orientar a las familias o empresas. “Por ejemplo, los envases tetra pack no deben ir con los cartones, ni las tapas metálicas con las botellas de vidrio”, dice sobre los tantos tips que les comparten.

Actualmente lo recolectado lo llevan a un centro de acopio que cuenta con su licencia ambiental. De esa manera se están manejando, sin embargo, entre sus metas a mediano y largo plazo está la de tener su propio centro.

AMBIENTALISTAS IMPERFECTOS

Somos 24/7”, sostiene Caro sobre su rutina de trabajo pues, además de recorrer las rutas diarias, están presentes en ferias y talleres que, por lo general, se llevan a cabo los fines de semana. “Lo que queremos es generar conciencia e incentivar a que todos podemos ser ambientalistas imperfectos”.

Actualmente tienen un contenedor en forma de botella elaborado con ecopanel y tetra pack reciclado, el cual lo van rotando en diferentes lugares como locales comerciales y canchas deportivas a fin de que la gente deposite ahí las botellas plásticas. A las ferias, llevan contenedores para otros materiales como papel, cartón, vidrio, dos tipos de plástico y tetrapack.

En cuanto a las rutas, aspiran expandirse a más provincias para que se una más gente. “Hemos tenido mucha afinidad con quienes, al igual que nosotras, son madres”, dice Caro sobre la comunidad.

Pero no solo han conectado con usuarios, en su mayoría mujeres, también con más emprendimientos que van en la misma línea ecoamigable. Aquello es el resultado de crear EcoPuntos, un sistema de incentivos con el que se otorga un punto a cada familia que entrega un kilo de material, y que luego puede canjear por servicios de otras marcas sostenibles. “Por ejemplo, joyas con corcho reciclado, monederos o mochilas elaborados con retazos de telas, mensajería ecológica que hacen chicos en bicicleta. La idea es incentivar el consumo local y ‘green”, explica Caro.

Una idea interesante con la que animan al reciclaje en comunidad para convertirlo en un estilo de vida.

Fotos: Christian Vinueza. Producción y estilismo: Gianella Muñoz. Maquillaje y peinado de Caroline: Bryan Pesantes (Ig: @mrbryan.beauty). Vestuario: Lila & Loli (Ig: @lilaloli_gye).