Raffaella Carrá muere a los 78 años

  Ocio

Raffaella Carrá muere a los 78 años

El fallecimiento de la italiana ha conmocionado Italia, donde era apreciada por su música y por su carácter alegre, despreocupado y energético.

La noticia la ha dado el que fuera su pareja Sergio Iapino, que ha señalado en un mensaje:
La noticia la ha dado el que fuera su pareja Sergio Iapino, que ha señalado en un mensaje: "Raffaella nos ha dejado, nos ha dejado...".EFE

La agencia italiana Ansa fue la encargada de dar la noticia. Sergio Japino su compañero por muchos años, comunicó: “Raffaella nos ha dejado, nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre”.

Shakira y Piqué

Shakira y Piqué y otras parejas en las que la mujer es mayor que el hombre

Leer más

Quien en 2020 asegurara que “ni bebo ni me drogo, por eso Hollywood no es para mí” se convirtió en un verdadero icono en natal Italia, pero también se presentó constantemente en TVE (España) y llevó al mundo entero éxitos como ‘Caliente, caliente’ y ‘ Hay que venir al sur’.

Pero su legado va más allá. En los años 60 y 70, ella ya hablaba sobre aquello de ser dueña de su propio cuerpo. En entrevista con diario El País, en 2019, aseguró que ser ella misma siempre resultó difícil. “ “No solo era mostrar mi cuerpo, era hacer entender que el cuerpo de una mujer siempre está unido a su cabeza. La sensualidad no está reñida con la inteligencia, la simpatía, la ironía…”.

Y mientras ello ocurría, se enfrentó a los más conservadores, que no veían con buenos ojos su show sobre el escenario. Como anécdota, el mismo Vaticano la censuró por mostrar el ombligo en la coreografía del Tuca Tuca.

Ahora, el luto es general. El club de fútbol Juventus Turín se despidió de ella con un sencillo trino: "Ciao Raffaella", mensaje que acompañó con una foto de la diva vestida con la camiseta del equipo en el centro deportivo de la Continassa, al que solía ser invitada por directivos y entrenadores.

Raffaella María Roberta Pelloni, su nombre verdadero, nació el 18 de junio de 1943 en Bolonia y a los 10 se trasladó a Roma, donde comenzó a tomar clases de danza clásica. El resto es historia.

Hasta el momento se desconoce cuándo y dónde se llevará a cabo el funeral, pero Iapino afirma que ella había pedido “un simple ataúd de madera sin terminar y una urna para contener sus cenizas".