Ocio

El alienista, un thriller psicológico desconcertante

La miniserie de Netflix presume de un diseño de producción extraordinario, aunque podría no gustar a muchos.

43915015_261621014500620_2989260425801450234_n
La fotografía impone dos colores: verde, que simboliza muerte, y café, que insinúa suciedad.Instagram

Nueva York, 1896. La policía ha encontrado en el puente Williamsburg el cadáver de un niño que se prostituía en el burdel Paresis Hall, localizado en los bajos fondos de la ciudad. A regañadientes, esta acepta la intervención del doctor Laszlo Kreinzler (Daniel Brühl, 'Capitán América: Guerra Civil'), alienista que utiliza la psicología y métodos científicos en sus investigaciones o como médico de sus pacientes.

A él se le unen John Moore (Luke Evans), ilustrador del New York Times, y Sarah Howard (Dakota Fanning, 'La Guerra de los Mundos'), secretaria del comisario Theodore Roosevelt (Brian Geraghty). Ella será la primera mujer que logre trabajar en las oficinas de la Policía.

VM

Netflix trae Milagro en la celda 7

Leer más

Más tarde vendrán los hermanos judíos Marcos y Lucius Isaacson (Douglas Smith y Matthew Shear) para ayudar a encontrar al asesino en serie a través de la utilización, por vez primera, de las huellas digitales. Lucharán juntos contra policías corruptos y no solaparán a miembros de la alta sociedad que podrían estar involucrados.

sigmun

Freud, suspenso más allá de la historia en la serie de Netflix

Leer más

En el siglo XIX se consideraba que las personas con una enfermedad mental estaban alienados. A los expertos que las estudiaban se los conocía como alienistas.

Leyenda en la introducción de la miniserie

Bajo un diseño de producción extraordinario que va de la ruindad que impera en el prostíbulo gay hacia departamentos de lujo, de las mansiones al famoso y elegante restaurante, de las primeras proyecciones de cine con su bioscopio a la instalación del primer bombillo eléctrico, del suntuoso vestuario a las ropas miserables que llevan los prostituidos, Netflix, el gigante de la producción fílmica y televisiva, llega a las pantallas a través de diez episodios.

El niño en el puente, La reunión, Sonrisa de plata, Pensamientos oscuros, El estornino de Hildebrand, La ascensión, Muchos hombres santos, Psychopahia Sexualis, Réquiem y Castillo en el cielo son los componentes de una miniserie que, a momentos, deja escapar la tensión, preserva su historia lúgubre, siniestra, audaz, llena de sangre, violencia por doquier, sexo, corrupción física y moral. Por eso, con justa razón, está prohibida para menores de 16 años.

La historia, basada en la exitosa novela de Caleb Care, une cuatro meses, días en que el grupo tendrá que hallar al asesino de esos muchachos.

La fotografía recoge la inquietante atmósfera argumental y, extrañamente, impone dos colores básicos: el verde (el cual, en su lado oscuro simboliza la muerte, la crueldad) y el café (suciedad). Solo añade el rojo (poder, sangre, violencia) cuando las secuencias deben incluir alfombras, telones, luz o el fuego de sus faroles de gas y la sangre de las víctimas. Finalmente, el azul (serenidad), reflejado en el traje de Sarah. Nada más, a excepción de los tonos grises que impregnan las secuencias.

Desconcertante es que en uno de los primeros cinco episodios expongan al asesino y se tenga la impresión que es una falla pues están pendientes cinco más… Entonces, ¿cómo reinstalar el suspenso? La respuesta llega inesperadamente y la zozobra queda en pie.

Las actuaciones son relevantes. Sobresale Bhrül por la forma en la que ha construido su personaje: un ser vehemente, cruel a momentos, inteligente y soberbio; seguro de sí mismo, pero inseguro en lo que respecta a su yo interior.

Dakota Fanning, excelente: ella es la mujer que lucha por sus ideales, por romper moldes, por afianzar el valor que tiene. Flojo, Evans. Muy bien Gerarthy, en un Roosevelt que engloba la personalidad juvenil que debió tener quien sería el vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos y que en sus años mozos fue, verdaderamente, un comisario de policía dispuesto a vencer la corrupción.

'El alienista' es un thriller psicológico que será rechazado por muchos, pero que Netflix lo exhibe como la ruta que seguirá el llamado séptimo arte, de un cine inexistente en la pantalla gigante. La serie fue nominada al Emmy, al Globo de Oro y muchos más galardones. La cinta fue filmada en Budapest, no en Nueva York.

Nota al margen

Se proyecta realizar una segunda parte, a estrenarse en el 2021, llamará: 'El ángel de las tinieblas'. Sus intérpretes serán los mismos de la miniserie que hoy enfocamos.

  • Calificación: * * * * 1/2