Nanyeli Bastidas: “El sombrero tiene el poder"

  Ocio

Nanyeli Bastidas: “El sombrero tiene el poder"

Desde su emprendimiento impone estos accesorios de paja toquilla y de paño lejos de diseños convencionales.

Nanyeli Bastidas
Junto a tres mujeres que dan forma a los diseños, esta mujer nacida en Babahoyo ha sabido sacar adelante su emprendimiento.Cortesía

Con cámara de fotos en mano, Nanyeli Bastidas (26) se va convirtiendo en testigo de la cultura y las costumbres de los lugares por los que viaja.

En su mayoría, esos paisajes están matizados por el color de la arena, el mar y el intenso sol. Ese ambiente es una forma de conectar con su historia familiar y, además, se transforma en un escape para buscar inspiración.

En base a esas experiencias es como surge Sole Vibrante Accessories, un emprendimiento que lanzó desde la pandemia.

El nombre va conectado con la playa. Hace referencia a esos recuerdos que tengo desde chica con mi familia”, dice sobre su marca, en la que los diseños protagónicos son los sombreros de paja toquilla y paño.

Aquello es lo que ocupa gran parte de los días esta ingeniera en producción audiovisual y fotógrafa, cuya propuesta con texturas y detalles alejados de lo tradicional lograron llamar la atención de hombres y mujeres.

SU VÍNCULO CON LA MODA

Cuenta que su esencia creativa la hizo apuntarse a la carrera de ingeniería en producción audiovisual y, luego de eso, a la fotografía.

Pasado el tiempo, el gusto de Nanyeli pasó a estar frente a cámaras, cuando las marcas la empezaron a llamar para que modelara sus prendas.

A raíz de ese trabajo, en el que le resultaba habitual rodearse de diseñadoras, comenzó a sentir inclinación por la moda.

El mundo de lo fashion pasó a ser su forma de expresión en todos los sentidos; desde elaborados looks donde el protagonismo siempre era dado por accesorios para la cabeza hasta en lo que es su pasión: la fotografía.

Desde el lente logró dar un toque especial y artístico a sus fotos, pero también descubrió que podía transformar aquello en una fuente de ingresos. Pero cuando inició la pandemia, la moda se paralizó y, en consecuencia, Nanyeli dejó de fotografiar campañas. Eso no la detuvo, pues fue capaz de ver aquella crisis en una fuente de oportunidades para reinventarse.

PAJA TOQUILLA Y PAÑO, UN NUEVO SENTIDO

Todos los ahorros que generó en sus trabajos anteriores le sirvieron para materializar su ilusión de tener una línea de accesorios.

Los sombreros tienen el poder de reflejar quién eres. Y lo que quiero es que cada persona muestre su esencia a través de ellos”, refiere.

A fin de poder armar su grupo de trabajo viajó por pueblos de la Costa en busca de artesanos. Hoy su staff de colaboradores lo conforman tres mujeres capaces de dar forma a los variados diseños, ya sea en paja toquilla, paño o algodón.

Helen Balarezo, emprendedora.

Helen Balarezo: "Transformo lo común en extraordinario"

Leer más

Acostumbramos a crear colecciones, pero también damos la opción de hacer sombreros personalizados para que vayan según el estilo de cada uno”, precisa.

En ese ritmo Nanyeli lleva un año, en el que sus roles varían de uno a otro. “Poner un emprendimiento en pandemia es duro, pero no imposible. Todo tiene que ver con constancia en las metas que uno se proponga. En mi caso aproveché el tiempo de la pandemia para capacitarme. Tomé cursos online en Miami, desde manejo de redes, actualización en fotografía hasta diseño”, comenta.

Gracias a ese cúmulo de aprendizaje pudo imponer su marca. “Lo que me diferencia es que lanzo sombreros con diseños novedosos a lo que se acostumbraba a ver en paja toquilla. Por ejemplo, he impuesto los tipo texanos. Ese es mi reto, reinventar modelos y darles un toque diferente”.

Lo mismo ocurre con los de paño. “Utilizo tonos vibrantes además de los clásicos neutros. Y damos la opción de rediseñar el cabezal ya sea en tipo cordobés o texano y con detalles como cintas o apliques al gusto de cada uno”. Toda una aventura.

EN LA LÍNEA SOSTENIBLE

La acogida ha sido tal que sus accesorios forman parte de looks tanto de mujeres como hombres. Y en ese reto de posicionar la marca ha podido hacer envíos no solo a nivel nacional, sino a países como España y Uruguay.

La misión es que afuera la gente valore las técnicas artesanales propias de Ecuador y la mano de obra en diseños vanguardistas”.

Pero se ha planteado una meta que piensa mantener: fomentar el respeto al medio ambiente, a través de la realización de empaques ecológicos para el envío sus productos.

María Gracia Manzano

María Gracia Manzano: "Soy la misma que veían en televisión"

Leer más

Ella se toma en serio la incursión en esta industria. No deja de prevalecer la calidad y la durabilidad, así como también el bienestar de sus tejedoras.

En eso consiste la moda sostenible, no se trata solo de lanzar modelos ‘cool’, sino ser socialmente responsable; y eso Nanyeli lo ha sabido hacer.