Ocio

Karen Minda no deja títere con cabeza

La comunicadora que es conocida por su pseudónimo de Diabla, arremete contra todo y contra todos, es una especie de Wonder Woman criolla en YouTube.

Karen Minda
Sus noticias ahora son de escándalos políticos.Facebook

Siempre ha dado que hablar, desde sus tiempos de activista en los se quitaba la ropa para crear conciencia de la educación sexual hasta cuando producía shows eróticos con concepto burlesque en algunos escenarios de Guayaquil yde otras ciudades.

En los últimos dos años, Karen Minda se ha mantenido en el candelero, primero,  por un canal digital, posteriormente por Gamavisión y ahora cuenta con su propia estación de YouTube que ya tiene 78.000 suscriptores.

A raíz de los escándalos protagonizados por funcionarios públicos, cuyos tentáculos llegaron supuestamente a gente de la farándula local, Minda se volcó al periodismo de investigación. Con un estilo coloquial y con su frase bandera "La voz del pueblo", ella no se guarda nada. 

Por su filosa lengua y sin piedad alguna, en el último mes han pasado Dalo Bucaram, Gabriela Pazmiño, Oswaldo Vargas, Jocelyn Mieles, Flor María Palomeque, Carolina Jaume, Carlos Luis Morales  y más recientemente, Carlos José Matamoros y Andrés Cedeño, este último hermano de "la Cerezota que rompe el pastel" como ella llama a Miguel Cedeño, del programa De boca en boca, de TC.

Con Daniel Salcedo, involucrado en las compras para hospitales públicos, igual no ha sido nada contemplativa, le ha dado a quemarropa, a él y a sus amigos.

Al nombrar a gente que está bajo investigación judicial, con nombre y apellido, ella dice que no teme por su integridad física y más de una vez, al mejor estilo de Verónica Guerin u Oriana Fallaci ha dicho en su espacio: "Yo no callaré, mi pueblo necesita saber la verdad". Lo que sí es cierto es que su programa cada vez gana más adeptos y que hay canguil y cola para rato.