Ocio

Janis Joplin, la mujer que se cansó de vivir a los 27 años

Un 4 de octubre de 1970, moría la máxima estrella femenina de la contracultura pop. Hoy, EXPRESIONES recuerda a la primera diva del rock.

Janis Joplin
Janis en San Francisco, posando sobre su famoso Porsche 356.Instagram

Tenía 27 años y el mundo a sus pies, pero Janis Joplin estaba cansada de vivir. La mañana del 4 de octubre de 1970 fue hallada sin vida en un hotel de Los Ángeles. Una sobredosis de heroína bastó para arrancar de un solo tajo a la máxima leyenda femenina de la contracultura pop.

Su magnetismo descomunal en el escenario, su desenfado, sus canciones, su voz desgarradora y profunda reflejaban el dolor, la soledad y el amor que habitaban en ella. No importaba si era blues, soul, rock o pop, ella siempre dio la talla como cantante única y pionera en imponer un estilo libre y lejos del ‘establishment’.

A tres días de conmemorarse los 50 años de su muerte, EXPRESIONES recuerda  a la mujer que abrió camino e inspiró a otras tales como Cyndi Lauper, Madonna, Gloria Trevi, Rihanna y Lady Gaga. 

Para el rockero Luis Rueda, pocas veces una voz femenina ha sabido capitalizar de una forma tan brillante el blues y el rock para lograr un caudal vocal tan único y tan peculiar. ´"No hace falta ser un experto en el tema para advertir ese timbre que la volvió irrepetible. Es tan fácil dejarse seducir por su encanto, que su apodo de Bruja Cósmica le calzó perfecto. Una lástima que haya entrado al Club de los 27. Siempre quedará la duda de qué nuevos hitos habría alcanzado en una edad madura. Igual, los tres discos oficiales que dejó son una maravilla".

Para el músico y productor Antonio Vergara, lo más destacado que generó Janis Joplin en su época fue ese acercamiento que le dio a toda esa generación de jóvenes que estaban ávidos de escuchar música en géneros como el soul y el blues. "Ese fue el comienzo de todo, porque antes de ella hubo cantantes femeninas, baladistas como Nancy Sinatra o Ella Fitzgerald, a quienes veías detrás de una orquesta muy quietas junto a un micrófono. Ella en cambio era una ‘frontwoman’ en el escenario, tenía una facilidad para convertirse en un vendaval, capaz de destrozar todo lo que estaba a su alrededor como un huracán. También hay que hablar del aporte innegable que esta dama le dio al rock".