Ocio

Isidro Romero: "No soy un hombre de 'lazo' sino de pecho abierto"

EXPRESIONES compartió una tarde con el expresidente de Barcelona, quien aspira ser el primer gobernante del país.

Isidro Romero
Isidro Romero sostiene que no tiene nada de qué arrepentirse.Juan Faustos

El nombre de Isidro Romero es sinónimo de Barcelona y sus años gloriosos. A este equipo no solo le dio su alma y corazón sino también un estadio. Su vida ha transcurrido hace más de una década entre España y Ecuador, y ahora su deseo es ser el sucesor de Lenín Moreno.

EXPRESIONES lo abordó después de almorzar un llapingacho para que responda a El Cuestionario y él accedió sin objeción.

¿Cómo hace para estar papelito a los 78 años?

Dios me dio esa naturaleza y una fortaleza. Me siento muy bien en este momento con mi camino a la presidencia.

¿Cómo estuvo el llapingacho?

Buenísimo, me encanta la comida criolla y el llapingacho es uno de mis platos favoritos.

También le gusta la menestra...

Toda la vida, yo recuerdo que era una costumbre comer el arroz con menestra todas las noches y así era en la casa de mis padres. Eso se terminó y ahora están el sánduche, el hot dog y la hamburguesa. Yo viví la época del buen comer.

Uno evoca su nombre y enseguida viene a la mente Barcelona. ¿Se considera una leyenda del deporte?

Definitivamente. No tanto una leyenda, pero siempre quise hacer el bien a esa institución y a sus jugadores. Mi mundo con Barcelona se inicia en 1982 cuando el equipo no tenía estadio, jugaba en una cancha de lodo, no había vestuario, solo un baño donde los jugadores colgaban su ropa sobre clavos, llegaban como sea en bicicleta o cinco subidos en un taxi. Increíble que el equipo más popular, una institución no tuviese infraestructura.

¿De quién fue la idea de bautizar al estadio con su nombre?

La asamblea nacional de Barcelona lo decidió así, y todavía lleva mi nombre, nadie lo ha quitado. Le añadieron la publicidad de un banco. Pienso que es satisfactorio cuando te nombran y te dan un homenaje en vida.

Tiene fama de enérgico y categórico, nada de corazón de flan...

No, digo siempre lo que pienso y lo que siento, sin tener temor y vergüenza de nada. Todo lo que expreso tiene un porqué y yo no oculto nada.

¿Y por qué los hinchas de Barcelona no le perdonan a usted que haya dejado abandonado al equipo en 2006 cuando Emelec le metió tres goles?

Por lo menos registraron esos tres goles. En 2005 yo tomé Barcelona con la idea de levantar ese equipo que no había sido campeón hace años, mi cálculo era para 12, 14 años y las cosas no salían. Llegamos a una final de campeonato nacional pero no fuimos campeones. La persona que debía haberme representado no quiso al final, pero yo cumplí con mi compromiso.

¿Usted nunca dejó abandonado al equipo entonces?

Jamás. Tanto así que todos querían ser presidentes en ese momento.

¿Y a usted lo han abandonado?

Nunca y espero que no me abandonen.

Entonces usted es el que deja.

De pronto un perro por ahí...

¿Qué cosas lo alteran y lo dejan más colorado?

La mentira y el engaño no me agradan en lo absoluto, y más cuando piensan que no me he enterado. Todo puedo aceptar en mi vida, menos la deslealtad.

¿Es cierto que usted no es hombre de ‘lazo’ sino de corbata?

Soy un hombre de pecho abierto. Solo he tenido que cerrarme más botones.

¿Y de brazos abiertos?

También. Eso me enseñó Barcelona.

Isidro Romero
Isidro enfatiza que nunca dejó abandonada a la hinchada de Barcelona.Juan Faustos

¿Y por qué no está con la 6?

Ese partido me propuso ser candidato a la presidencia en 1998 y no lo fui. Entre idas y venidas a Ecuador y viendo en qué estado se encuentra este país, vale la pena hacer un esfuerzo.

¿Insisto, por qué no el PSC?

Nunca fui afiliado al PSC, sino independiente. Ahora estás obligado a ser candidato a través de un partido y escogí Avanza, porque Nebot iba a ser el postulante por la 6 y al final no fue así, escogieron a otra persona y para mí es una unión contranatura.

Lo escucho con un marcado acento español a ratos, ¿mucho tiempo en Madrid?

Bueno, ahora viviendo de nuevo acá, recuperé mi acento guayaco.

¿Su segunda esposa (Victoria Millán-Astray) es la victoria de su vida?

Definitivamente, una mujer fantástica. Me siento feliz de estar con alguien inteligente y con grandes sentimientos con enfoque social y humano.

¿Qué canción le dedicaría en este momento?

Esta tarde vi llover, de Manzanero.

Veo que tiene su lado romántico...

Por supuesto, aunque no lo crean, soy un hombre romántico.

¿Su vida es un bolero?

Mi vida es una pasión, ponle el ritmo que quieras, pero no un bolero.

¿Qué lo desmorona?

La pobreza de este país siendo rico en recursos. Lo he recorrido en su totalidad en cuatro ocasiones y las cosas no han cambiado. Ha habido un mal reparto de la riqueza con los mismos de siempre.

El poder, dicen, saca lo peor de un ser humano. ¿Qué opina?

Cuando piensas en la ambición del poder sobre el poder, pero cuando tu visión está en el servicio es otra cosa.

¿A cuántos poderosos mandaría en su avioneta y sin retorno?

Habría que tener un jumbo (risas).

Isidro Romero
El expresidente de Barcelona aspira a ser el sucesor de Lenin Moreno.Juan Faustos

Si fuese un fantasma, ¿a quién perseguiría sin ser visto?

A mi mujer para saber qué coño está haciendo (sonríe).

Si intercambiara un día su cuerpo con el de Eduardo Maruri, ¿qué haría?

¡No, ni Dios quiera! Agradezco lo que Dios me ha dado: cabecita, cuerpo, simpatía, alegría. Aunque de vez en cuando caigo pesado a alguna gente, me imagino.

Pero a usted eso no le importa...

No, yo no me cambio. Así soy, así seré y moriré así.

¿Y qué diría su epitafio?

‘Isidro Romero murió con las manos llenas’, significa que he hecho cosas por este país y por la humanidad.

¿Una fantasía inconfesable?

Ninguna para confesar.

¿No apta para menores?

Total y absolutamente.

Si le digo el nombre de Carlos Luis Morales ¿qué se le viene a la mente?

Una gran persona a quien le tuve un cariño muy especial. Yo ordené que él tapara a sus 17 años y de ahí se hizo grande y el mejor arquero de Ecuador. Su muerte me conmovió. Yo le dije que no se metiera en la política, que lo podía arruinar y, fíjate, lo mató. En fin, fue un hombre muy bueno y está disfrutando allá arriba.

Isidro Romero
Su vida en los últimos años ha transcurrido entre España y Ecuador.Juan Faustos

¿Usted se irá al cielo o al infierno?

Yo nunca he hecho maldades y si dicen que hay un cielo para gente buena, yo debo ser uno de los candidatos.

¿Qué le preguntaría San Pedro al verlo?

Si traigo una pelota de Barcelona (risas).

¿La canción de su vida?

My way, de Frank Sinatra.

¿Algo de qué arrepentirse?

Nada.

¿Qué piensa de los Ñetas?

Gente que tiene derecho a seguir viviendo y solventar su situación. Debemos estar conscientes que todos podemos caer en una adicción, pero debemos tener la fortaleza para salir de ella con trabajo. Yo apoyo para que salgan adelante y se reinserten a la sociedad.

¿Cree en la conversión?

Absolutamente.

¿Su vida sería lo más parecida a Juego de tronos o Dinastía?

Dinastía.

¿Con todas las de ley?

Con todas.

¿Sabemos quién es Linda Evans pero...Joan Collins?

Habría que buscarla (risas).

EN POCAS PALABRAS

Galo Roggiero: Gran amigo, me hizo ser presidente de Barcelona.

Eduardo Maruri: Mal presidente de Barcelona.

Pocho Harb: Gran periodista.

Toño Noboa: Sobrino magnífico.

Carlos Alfaro Moreno: Gran jugador.

José Francisco Cevallos: Gran arquero.

Leonardo Campana: Mi nieto, espero que triunfe en el fútbol portugués, tiene muchos años por delante.

Un olor: Rosas.

Un color: Amarillo.

Un perfume: Gucci.

“He tenido una vida plena, llena de satisfacciones, pero también de complicaciones y eso es parte de vivir”