¿Debe haber amistad entre un entrenador personal y su alumno?

  Ocio

¿Debe haber amistad entre un entrenador personal y su alumno?

Mariela Viteri y Fernando Montiel hablan de la relación que establece un preparador f´ísico con la persona que lo contrata. Cuentan sus experiencias.

Fernando Montiel
Fernando ha sido amigo de quienes han contratado sus servicios, pero afirma que la ética de un entrenador es imprescindible para evitar situaciones incómodas.Cortesía

Tras difundirse por las redes sociales, fotos que hablan de una amistad entre el imputado Daniel Salcedo, por supuestos casos de corrupción, y su entrenador personal Abraham Muñoz, consultamos a Fernando Montiel preparador físico de varios famosos de la television local, acerca de la relación que se forma entre un 'personal trainer' y su pupilo. 

"La cercanía es inevitable y se genera confianza. Recuerda que las personas que trabajan con entrenadores personales, llegan a ser muy agradecidas porque al fin y al cabo les cambiamos su estilo de vida, desde objetivos específicos hasta enfermedades. Ese vínculo que se crea es normal, muchos te dejan entrar a sus casas y conoces sus asuntos personales y eres testigo de situaciones en un espacio que es privado".

En sus 15 años de experiencia, Fernando sostiene que tiene muchas anécdotas que contar. "Si alguien que perdió 80 libras de peso me regala algo por Navidad o por mi cumpleaños, está bien, se lo acepto, es su manera de agradecer. Me ha tocado casos como este o maridos vigilantes con sus esposas, y también como el de alguien que me invitó un fin de semana a pasear en su yate. Obvio que me negué, inventando una buena excusa, porque no lo considero prudente ni ético. Los límites los estableces tú, sabes hasta dónde llegar, porque al final de cuentas debes cuidar tu reputación y buen nombre como profesional".

Mariela Viteri
Mariela considera que la relación con el entrenador debe ser cordial pero no íntima.EXPRESO

La comunicadora Mariela Viteri quien ha estado por casi 20 años cultivando una vida sana a base de ejercicios con el cubano Raúl Lagar también opina al respeto. "El lìmite lo ponen ambas partes. Yo nunca he tenido un entrenador íntimo,  pero sí uno al que le tengo mucho cariño, quien es Raúl, pero nuestra relación es únicamente de entrenamiento".

Señala que si Érika Segale fuera su entrenadora, otro sería el cantar porque es su amiga de siempre y de paso es preparadora física. "Es algo distinto que yo quiera meterme en negocios con ella . En ese caso, yo personalmente y seguro que ella también,  nos manejaríamos dentro de la legalidad y no tendría nada de malo".