Cultura

Tsáchilas intercambian productos con pueblos de la Costa

Comuneros en Santo Domingo cosechan sus huertos y los envían a península de Santa Elena. Como respuesta reciben frutos de mar

TSACHILAS VOLQUETAS
Abastecer. Los volquetes llegan desde Santa Elena hasta las comunidades tsáchilas a ver los productos del campo para repartir a sus hermanosEVELYN CENTENO / EXPRESO
Libros

Los clubes de lectura tienen ahora citas virtuales

Leer más

Los pueblos y nacionalidades del país también sufren el problema de la crisis sanitaria. Esto los ha llevado a buscar formas de enfrentar la crisis entre hermanos y fortalecer así las prácticas ancestrales.

Los tsáchilas y huancavilcas, procedentes respectivamente de Santo Domingo y Santa Elena, las dos provincias más jóvenes del Ecuador, donan productos para que lleguen a la gente con más necesidades, en una cruzada solidaria, según explicó Javier Aguavil, presidente de la Confederación de Nacionalidades y Pueblos Indígenas de la Costa Ecuatoriana (Conaice).

ProductosLos ‘colorados’ han donado cerca de 17 toneladas de productos que cosechan en sus tierras para sus hermanos que necesitan de su solidaridad.

Según el dirigente, desde la ‘tierra colorada’, se han enviado en volquetas a Santa Elena, alrededor de 17 toneladas de productos que cosechan y que son distribuidos en los pueblos que más lo requieren. Los huancavilcas peninsulares respondieron entregando a sus hermanos tsáchilas parte de su pesca, como agradecimiento por el acto generoso. Mercedes Freire, miembro de ese pueblo y dirigente del mismo, manifestó que la crisis los ha llevado a retomar el intercambio o trueque, una de las prácticas más antiguas heredada de sus sus ancestros. “Esto nos está fortaleciendo. Estamos más unidos que nunca. La realidad actual ha hecho que reflexionemos y que ayudemos a nuestros hermanos afectados por la pandemia”, enfatizó.

TSACHILAS PRODUCTOS
Frutos. En fundas, los más necesitados reciben piñas, plátanos, entre otras cosas a más regiones.EVELYN CENTENO / EXPRESO

Explicó además que el principal medio de subsistencia en su sector es la venta de la pesca, pero al estar las actividades limitadas por la pandemia, sufren dificultades económicas y que recibir productos agrícolas es de gran ayuda para ellos.

Piñas, plátanos, guineo orito, naranjas y guineos de seda, entre otros productos, fueron donados por siete familias tsáchilas de las comunas Congoma, Chigüilpe y Otongo Mapalí, detalló Aguavil. Los productos fueron repartidos a familias de las comunidades de San Rafael y Zapotal, de Santa Elena, y Salango, provincia de Manabí.

Analizan trueques en otros cantones

Además, los tsáchilas han recibido donaciones de productos por parte de los montuvios del Centro Agrícola de Quevedo; las coordinaciones y colaboración continuarán, según los dirigentes. Esta semana, desde Santo Domingo pretenden llegar a las comunidades de Chanduy, Manantial y Pechiche, de Santa Elena. Aguavil indicó que son varias las donaciones coordinadas por la Conaice y se evalúan intercambios con pueblos de otras regiones del país. Los tsáchilas, con la coordinación de su Gobernación, además han compartido sus cosechas los miembros del pueblo Chachi.