Cultura

Un gremio que ha sido formado para mantener vivas las tradiciones montuvias

Unas 30 personas integran una asociación de amorfineros. A la organización se han sumado teatreros, músicos y narradores

Interculural_Tradiciones_Amorfinos_Asociación
El equipo. La organización está integrada por artistas oriundos de Esmeraldas, Los Ríos, El Oro y Guayas.Gerardo Menoscal, especial para Expreso

Con el objetivo de preservar la cultura y sus costumbres ancestrales, desde octubre de 2022 está vigente la Asociación de Amorfineros, Teatreros, Músicos y Narradores de la tradición montuvia. Es la primera vez que artistas de este estilo se agremian formalmente.

TABLAO 1

Grupo teatral recorre los recintos en busca del arte y la oralidad montuvia

Leer más

(LOS INVITAMOS TAMBIÉN A LEER:   Sergio Cedeño Amador y una obra en la que brillan la historia y la cultura montuvias)

Carlos Chiriboga, presidente de la Asociación, contó a EXPRESO que la idea nació luego de ver cómo se ha invisibilizado y distorsionado su etnia, mostrándola como algo burdo y grotesco, en ciertas ocasiones. “Además, nosotros como artistas pensamos que lo mejor era crear una institución que vele por los intereses de nuestras tradiciones y, al mismo tiempo, darle a nuestros agremiados posibilidades, como lograr vínculos comerciales con instituciones públicas y privadas que permitan generar recursos mediante nuestras propuestas actorales”, explica el oriundo de Balzar.

La asociación actualmente está integrada por 30 personas, provenientes de Esmeraldas, Los Ríos, El Oro y, por supuesto, Guayas y su capital: Guayaquil, sede del organismo; aunque se prevé realizar próximamente una convocatoria para que más personas se sumen y así el grupo crezca.

A los 30 miembros se debe agregar la mesa directiva, conformada por seis personas, entre ellas, Gabriel Paredes, quien cumple el rol de vicepresidente. Él relata que las primeras reuniones iniciaron a principios del año pasado, pero el trámite para estar inscritos en el Ministerio de Cultura tomó varios meses.

Destreza. Héctor Miño demostró su habilidad al momento de domar un caballo.

Los caballos y mulas, la atraccion del montuvio

Leer más

Fue en octubre cuando obtuvieron personería jurídica y se constituyeron legalmente como ente cultural.

(LOS INVITAMOS TAMBIÉN A LEER:   El primer grupo de danzas montuvias)

Para Paredes, es fundamental que las nuevas generaciones conozcan cómo se construye un amorfino para que salgan nuevas creaciones y visiones. “El fin es no dispersarnos y más bien unirnos. Queremos preservar la cultura montuvia, las tradiciones orales como lo es el amorfino, además de los cuentos, mitos, leyendas y creencias. Que eso no se pierda”, expresa.

Los amorfineros tienen previsto, una vez finalizada la época invernal, empezar a organizar sus eventos artísticos.

Ya el año pasado realizaron el primer Festival del Amorfino Montuvio en la Casa de la Cultura y este año buscan reeditarlo en dos ocasiones más.

Generalmente, los agremiados se ponen manos a la obra los fines de semana y feriados para llevar su arte a sitios como la Garza Roja (en la vía a Daule-Nobol) o el Parque Histórico (de la vía a Samborondón).

Paredes revela que la recepción que han tenido con los jóvenes ha sido buena, ya que ellos sí están interesados en aprender sobre estas tradiciones propias de la región litoral ecuatoriana. Un tema que le preocupa es la seguridad, especialmente, la de sus compañeros que trabajan en áreas libres, como parques y plazas: “sí es un poco peligroso, porque nadie está libre de ser asaltado o ‘vacunado’, aunque la mayoría de las veces la gente de los barrios da apertura y te apoya cuando le llevas distracción, algo diferente”.

Folclor. Los integrantes de Retablillo, Andrés Coello, Abel Alvarado, Cinty Ramírez y Balbina Payne, momentos en que realizaban sus presentaciones.

El teatro montuvio sobrevive en Guayaquil

Leer más

(LOS INVITAMOS TAMBIÉN A LEER:  Al paso del folclor montuvio, rinden homenaje en Guayaquil)

Pero el problema principal, a decir del directivo, es el poco valor que les dan a cambio de sus presentaciones artísticas.

“Nos dicen ‘ven, preséntate gratis’, y no se dan cuenta de que hay todo un trabajo detrás para sacar un producto: trabajamos tres, cuatro meses, incluimos músicos, gente que escribe. La remuneración es muy importante, la gente piensa que el artista debe ir gratis, eso no es posible”, subraya.

EN BUSCA DEL APOYO DE LOS GAD

Gabriel Paredes, vicepresidente de la asociación, espera contar con el apoyo económico de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), ya que la ley establece que se debe destinar un porcentaje de sus presupuestos a la cultura. Paredes aspira también a que se adecúen espacios públicos en Guayaquil, como Guayarte o la Plaza de la Música, para que el público acuda a ver a los grupos de danza folclórica, amorfineros y cuenteros de forma masiva y segura, a la vez.