Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404

Cultura

Con baños y brebajes amargos se protegen de la pandemia

Los tsáchilas aprovechan los beneficios de las plantas nativas en sus comunas. Hacen vaporizaciones e ingieren ayahuasca para elevar defensas

BAÑOS AMARGOS
Saberes.- Los tsáchilas creen en el poder de las plantas para curar las dolencias.EVELYN CENTENO / EXPRESO
sanacion 1

Con ‘secretos’ de los abuelos levantan a los enfermos

Leer más

Las plantas nativas amargas, esconden potentes propiedades naturales para fortalecer las defensas del cuerpo humano. La etnia tsáchila las está aprovechando al máximo para protegerse del coronavirus.

En casa de Misael Calazacón, conocido dentro de su comunidad como Winchichy, las preparan frecuentemente para hacerse baños amargos y también brebajes. Según él, cada familia tsáchila realiza prácticas similares.

El joven detalló que usan whatsa-senco, tsa-senco-chanchuy, elena-shily, yocantsa, poroto y nepy (plantas) para preparar el baño amargo. También preparan la bebida conocida como ayahuasca, tras una prolongada cocción de las raíces ancestrales de efectos alucinógenos. Esta preparación es usada de forma externa mediante baños.

Para prevenir los contagios existen plantas amargas antisépticas que protege a cada familia.

Agustín Calazacón, 
chamán

Para las vaporizaciones emplean la hoja de achiote, ampuru, guanábana, limón y hierba luisa. El proceso es sencillo: hacen fuego y ponen piedras grandes a calentarse, luego en huecos en la tierra, colocan las rocas ardientes y echan el líquido que se vuelve vapor.

BAÑOS AMARGOS
Salud. El vapor que recibe el cuerpo, a través de este secreto ancestral, sirve de protecciónEVELYN CENTENO / EXPRESO

Los tsáchilas para aprovecharlo al máximo se encierran con el vapor medicinal bajo amplias colchas por varios minutos, hasta que su cuerpo absorbe parte de esa humedad a través de los poros de la piel.

En cuanto a los brebajes, tienen uno para subir las defensas que preparan con hojas de guayusa, pinku y jengibre. “Esto nos mantiene con las defensas altas”, añadió el joven tsáchila.

“Cada 12 o 48 horas hacemos baños corporales para limpiar las impurezas que nuestro cuerpo acumula. También usamos plantas en infusiones. Hay plantas antisépticas y antibacteriales”, señaló Agustín Calazacón, conocido poné (chamán) tsáchila de la comuna Chigüilpe.

El chamán Abraham Calazacón, del Centro Turístico Mushily, quien tiene tres décadas de experiencia en rituales y brebajes tsáchilas, comentó que todos los conocimientos ancestrales se están aplicando y revalorizando más que nunca durante esta pandemia.Acatan las medidas de seguridad

Los indígenas acostumbran a ingerir la ayahuasca como un purificante del cuerpo y espíritu, ahora la complementan con otras plantas como un refuerzo para subir defensas.

Para el maestro Abraham Calazacón, las plantas que se han usado milenariamente tienen importantes propiedades medicinales, sin embargo no han sido estudiadas ni se les da la importancia que merecen. “Podrían ser muy útiles, en este tiempo de enfermedades gripales, realizando baños de hierbas para niños y mujeres”, acotó. Recordó que su nacionalidad fue atacada por la viruela y fiebre amarilla en el pasado, y superaron aquellas enfermedades gracias a la medicina ancestral. Acatan las medidas de seguridad recomendadas; como el uso de mascarilla, gel desinfectante, alcohol y constante lavado de manos. Todo eso lo han reforzado con su medicina natural para fortalecer su sistema inmune ante el COVID-19.