Alfareros avivan sus hornos pese a la crisis

  Cultura

Alfareros avivan sus hornos pese a la crisis

Además de adoptar las medidas sanitarias entre los visitantes a sus talleres. Difunden sus productos por redes sociales

ALFARERO IMAGEN FOTO
Proceso. El alfarero coloca la materia prima a cocinar. Algunas piezas deben de pasar hasta 10 horas en el horno.Daniel Vite / EXPRESO

Los hornos siguen encendidos. Los artesanos del cantón Pujilí no han parado una de las más tradicionales de sus labores. A pesar de la pandemia de la COVID-19, el arte de la alfarería se mantiene, porque es parte de la riqueza patrimonial de la provincia de Cotopaxi.

simbolisto 33

Indígenas llevan el simbolismo en sus rituales

Leer más

Exponiendo en sus talleres o difundiéndolas por internet, los artistas han procurado promover sus creaciones, aquellas que vienen realizando año tras año. Javier Chicaiza es uno de los creadores que realiza trabajos de alfarería, pero en la línea de diseños artísticos en cerámica, que busca que sus obras tengan mayor difusión.

ALFARERO IMAGEN LOCAL
Locales. Variedad de figuras se comercializan en las tiendas.Daniel Vite / EXPRESO

En vista de la suspensión de algunas ferias en las que ofrecían sus objetos hechos con el barro, considerado como el ‘oro negro’, mantienen más abiertos sus locales y han buscado hacer de la tecnología su aliado de promoción. En esta localidad suelen hacer ferias en los feriados para impulsar el turismo local atrayendo a propios y extranjeros, pero ahora, para evitar aglomeraciones, en sus casas, en sus talleres toman las precauciones del caso.

Siguiendo la ruta de los artesanos de Pujilí, en la parroquia La Victoria, ubicada a 5 km al norte de Pujilí, también se puede admirar una diversidad de creaciones en cerámica, tanto para adornos como de utensilios. En este sector denominado ‘la capital alfarera del Ecuador’, donde alrededor de la mitad de la población se dedica a este oficio, en los diferentes talleres y salas han implementado medidas de bioseguridad para atender a quienes buscan sus artesanías.

Guido Suárez, quien toda su vida se ha dedicado a la alfarería, cuenta que “debemos innovarnos cada vez y cuando en la realización de nuestras artesanías” y por ello además de diversificar sus trabajos, ahora por la situación sanitaria han implementado nuevas formas de difundir lo que hacen, especialmente promueven la venta de sus artesanías por internet y por redes sociales, para captar pedidos y así no dejar de seguir realizando otras obras.

El historiador Hugo Vaca sostiene que esta práctica, que viene desde sus antepasados, les sirvió para personalizar con técnicas ancestrales, objetos que pueden convertirse en reliquias. Además se refiere que cada una de las representaciones demuestra paciencia y constancia en el trabajo. Entre los artesanos se espera que el Departamento de Cultura y Patrimonio Municipal los siga ayudando a seguir fomentando su arte, su cultura, íconos de la riqueza patrimonial nacional.