Ocio

Cobra Kai: Temporada 3 | Un 'fan service' que funciona, una y otra vez

Cobra Kai es una serie que entiende muy bien a su público y sabe clavarnos el puñal de la nostalgia justamente donde a los fanáticos nos duele. 

Cobra Kai
La serie ha encaminado todo para una cuarta temporada que promete ser una gozada.espinof

Ya escribí antes sobre Cobra Kai, justo al finalizar las dos primeras temporadas. Si algo he de aportar al respecto de aquello es que fui muy escéptico de empezar a ver la serie, quizá porque Karate Kid era una franquicia que había calado muy hondo en mi infancia, siendo parte de la banda sonora de mis 80’s. No quería que me la arruinaran. Por fortuna, Cobra Kai es una serie que entiende muy bien a su público y sabe clavarnos el puñal de la nostalgia justamente donde a los fanáticos nos duele. 

Cobra Kai

Cobra Kai: la tercera temporada ya está en Netflix

Leer más

Sin embargo, esto no es un 'fan service' desesperado o en búsqueda del elogio, es inteligente y certero para dar en el clavo una y otra vez. Luego de ver la tercera temporada de Cobra Kai debo reconocerle a los creadores de la serie que, nuevamente, lo volvieron a hacer bien.

El clímax con el que finalizó la segunda temporada de Cobra Kai estuvo en una altísima nota. La historia nos había llevado fluidamente a querer ver, con todas nuestras ganas, el enfrentamiento entre ambos dojos y por supuesto entre Daniel LaRusso y Johnny Lawrence. La tercera temporada tenía entonces la presión de seguir llevando la historia de la rivalidad entre los protagonistas hacia un rumbo que todavía se sintiera fresco y no cayera en la repetición o en los clichés. Aquí el mérito de la serie y sus creadores puesto que, en la tercera temporada de Cobra Kai, sentimos justamente la frescura de este antagonismo sin dejar nunca de darnos más de lo mismo que tanto nos gustó en las primeras dos temporadas.

Aquí debo hacer mención a la increíble profundidad que el guion de esta historia le ha aportado a los personajes principales de Daniel y Johnny. Recordemos que ambos personajes salieron de una franquicia palomitera de los 80’s cuyo foco no estaba en desarrollarlos, sino en las escenas de acción y pelea. Sin embargo, en Cobra Kai, descubrimos una gran apuesta por escudriñar las características de nuestros antagonistas siempre vistas desde un ángulo que aporte a su rivalidad

Cobra Kai

Cobra Kai, mucho más que nostalgia

Leer más

Porque, dejemos claro, el argumento principal de la serie es definitivamente la riña entre Daniel y Johnny. Es muy grato que los creadores y productores de Cobra Kai tengan claro esto y nos produzcan diferentes sensaciones a partir de este conflicto: nos reímos, nos emocionamos, nos interesamos por todo aquello que hagan o dejen de hacer Daniel y Johnny enfrentados.

La tercera temporada de Cobra Kai tiene un aderezo muy interesante en la exploración del personaje de John Kreese, protagonizado por un fascinante Martin Kove que pone su impronta de villano y se “hace odiar” de la misma incesante forma que lo hiciera en la película original. Este es el verdadero antagonista de la serie y tanto su aparición como desarrollo es muy efectivo ya que, como espectadores, tanto Daniel como Johnny no funcionan como villanos. Necesitan, ambos, de un némesis imponente y arrollador como Kreese.

Finalmente, Cobra Kai está llena de un fan service que exprime escena a escena a las películas originales. Es cierto que muchas veces la resolución puede ser empalagosa y cursi, pero esto no se aleja del material original que también lo era. El resultado final es fidelidad, y eso hace que este producto sea digno y se sienta una genuina continuidad. La historia de Cobra Kai se ocupa, en mayor medida durante esta tercera temporada, en “resucitarnos” personajes que vimos en las películas y encontrarles, en la mayoría de los casos, historias interesantes que aporten siempre al argumento principal. 

cobra-kai-videojuego

Cobra Kai: cómo será el videojuego de la serie que está arrasando en Netflix

Leer más

La resolución entretiene por partida doble ya que es un asalto a nuestra nostalgia y sigue construyendo a los personajes principales. Me gusta, debo decirlo, como traen constantemente a la memoria a Miyagi sin mostrarlo vivo. Sus máximas son inspiradoras y (casi) siempre son pastillas de sabiduría que Daniel usa para resolver sus conflictos.

Recomiendo Cobra Kai con gran entusiasmo, no solo para los fanáticos de la franquicia original, sino para cualquiera que desee sumergirse en una serie divertida, fresca y de gran resolución. Espero con ansias la cuarta temporada en donde, al parecer, vendrá un épico desenlace. ¡Qué así sea!