Claudia de Colombia: "Quiero a Ecuador como si fuera mi país"

  Ocio

Claudia de Colombia: "Quiero a Ecuador como si fuera mi país"

La baladista, símbolo del romanticismo de la década del 70, celebra sus 50 años de carrera profesional.

Claudia de Colombia
Claudia fue la primera baladista de exportación con la que contó la nación cafetera.Cortesía

Antes de Maluma, Shakira y Juanes, hubo una colombiana que traspasó las fronteras y fue considerada la pionera en hacerlo. Claudia de Colombia (70) emergió como la baladista número uno de su país allá por 1970. 

Con su álbum debut, y su voz de terciopelo, logró el reconocimiento dentro y fuera de la nación cafetera con temas hoy considerados clásicos, tales como Llévame contigo (que dio el nombre al LP), Tú me haces falta, El cóndor pasa y No te olvides de mí. A partir de ahí vendría una escalada de éxitos que la llevaron a actuar en películas y ofrecer conciertos a lo largo y ancho de América con una actuación memorable en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Pero sin duda Ecuador tiene para ella un significado especial.“Fue el país que me abrió sus puertas en los inicios de mi carrera, ya son 50 años, mejor no hablar de números”, dice a EXPRESIONES entre risas Blanca Gladys Caldas, verdadero nombre de la artista, vía telefónica desde su casa en Bogotá.

Afirma haber recorrido las cuatro regiones y sus múltiples escenarios “Salinas, Quito, Ibarra, Guayaquil son ciudades muy queridas para mí”, señala la solista que entre sus tantas anécdotas cuenta una en especial, ocurrida en Santo Domingo de los Tsáchilas. “Recuerdo que me llevaron a conocer una tribu y me habían dicho que debía aceptar todo lo que me ofrecieran para beber y comer, pues no hacerlo era una ofensa. Confieso que estaba asustada, pero luego de probar la comida, qué sensación para más deliciosa. Lo increíble de todo es que conocieran mi música”, comenta la intérprete de Nuestra historia de amor.

Su cariño y gratitud hacia Ecuador es tan grande que lo ha expresado a través de melodías que incluye en su repertorio como Dolencias, Amarguras, Vasija de barro y Sombras. “Tienen música maravillosa y me he sentido honrada en cantarla”, comenta Claudia, quien no ha grabado un disco desde 2015, cuando lanzó Toda una vida, un álbum producido por Jorge Luis Piloto.

Los 50 años de carrera han coincidido con la pandemia, lo que ha imposibilitado celebrarlo como Dios manda. Pero no puede quejarse. La admiración del público la aguarda para pisar el escenario en cualquier momento. “Han sido días, meses difíciles y muy duros para todos, y hoy hay que cuidar la salud para continuar en este mundo haciendo lo que nos gusta y amamos. Ya volveremos a pararnos en un escenario de nuevo”.