Óscar 2020: Actrices nominadas, una pelea cuerpo a cuerpo

  Cine

Óscar 2020: Actrices nominadas, una pelea cuerpo a cuerpo

En esta categoría, la batalla es campal. Creo que el Óscar debería ser para Renée Zellweger, aunque estén Saoirse Ronan y Charlize Theron.

4598733n
El 9 de febrero se sabrá quiénes son las ganadoras en las categorías actrices principales y de reparto.Instagram The Academy

Decenas de artistas, miembros de la industria del cine y amantes del séptimo arte están pendientes de los ganadores del premio Óscar 2020, cuyos nombres se conocerán este domingo 9 de febrero, en el Dolby Theatre de Los Ángeles. En el caso de la categoría a mejor actriz, la competencia es reñida, lo que la hace mucho más interesante. Aquí un análisis de cada una de ellas.

Actrices principales

CYNTHIA ERIVO (Harriet Tubman en Harriet). Esta es la historia de Araminta ‘Minty’ Ross (1820-1913), llamada posteriormente Harriet Tubman, mujer afroamericana que en 1849, huyendo, encontró su libertad y comenzó a luchar por la manumisión de negros esclavizados. El cine estadounidense toma páginas olvidadas de su historia patria y las convierte en películas llenas de esperanzas. La cinta Harriet ha hecho que partidos políticos de aquel país ambicionen que la imagen de Harriet figure en próximas ediciones de billetes-dólar. El papel está en manos de la británica Cynthia Erivo, ganadora del Tony por su actuación en la versión teatral de El color púrpura (2016). Sin embargo, pese a su voz, a su intensidad actoral, descontrola su personaje, lo lleva al melodrama y no alcanza la vitalidad anímica ostentada por sus compañeras de lista.

CHARLIZE THERON (Megyn Kelly en El Escándalo). La película es un análisis cáustico sobre el poderoso y controversial imperio mediático que gestó Fox News. Charlize Theron logra con su rol una verdadera demostración de su talento. Irreconocible en su caracterización, con prótesis, maquillaje y movimientos, reencarna con notable éxito a Megyn Kelly. Como tal, en El escándalo, es dura y revive al personaje a través de su voz, postura, vestuario. Es la mujer que tuvo las agallas de exponer los momentos sufridos.

SAOIRSE RONAN (Jo March en Mujercitas). Las actrices que tienen a cargo los roles de estas cuatro hermanas cumplen sus funciones con loable profesionalismo. La irlandesa Saoirse Ronan otorga a su personaje la transparencia anímica de un cristal, especialmente en la secuencia que se enfrenta a Laurie para decirle que no es posible acceder a su solicitud matrimonial. Le afirma que no podría amarlo, para luego pensar que sus sentimientos podrían cambiar. Su percepción de Jo en Mujercitas es digna de su nominación. No solo en su adolescencia, sino en su etapa de la mujer que se abre camino en Nueva York para vender su nuevo relato. Saoirse Ronan podría ser la ganadora inesperada.

SCARLETT JOHANSSON (Nicole Barber en Historia de un matrimonio). Las actuaciones de Scarlett Johansson y Adam Driver son perfectas por su elocuente sencillez. La secuencia en que cada uno escribe las virtudes y defectos del otro resulta extraordinaria. Con Historia de un matrimonio, Scarlett Johanson vuelve al sitial que le permite su gran talento, es toda vehemencia, raciocinio, capricho, amor que se olvida. Sin embargo, pese a sus grandes capacidades artísticas, no se llevará la estatuilla en la noche mágica de Hollywood.

RENÉE ZELLWEGER (Judy Garland en Judy). Si usted quiso ver la mejor actuación femenina del año, en rol principal, debió haber visto Judy, donde Renée Zellweger ofrece la mejor actuación de su carrera. Ella es el alma de la película, pues su caracterización se eleva sobre todas las vistas. Además, es quien canta las melodías que la Garland hizo famosas. Ha logrado imponer su propia voz, fuerte, vibrante, trémula, capaz de sostener las notas con el gesto usual de la actriz que reencarna. Pero también la muestra con sus inseguridades y penalidades. Su actuación eleva al filme, pues ha permitido que el público descubra el alma de Judy Garland, una de las estrellas más famosas del cine, la que abarcó las décadas de los años 30 hasta los 60. Esto reafirma la prensa estadounidense al escribir: “Sentido homenaje de una artista a otra”. Ella podría ser la ganadora.

Actrices de reparto

FLORENCE PUGH (Amy March en Mujercitas). Florence Pugh es la sorpresa de Mujercitas. Amy, en la novela, es algo engreída, infantil, tontuela, pero la actriz, al momento de hacer de su personaje una mujer adulta, la llena de sensatez. Ya no es la chicuela testaruda, petulante. Ahora acusa inteligencia, comprensión y, sobre todo, acepta la grandeza de una familia bien llevada. Parte del público podría recordarla por su actuación en aquel extraño filme llamado Midsommar (2019).

MARGOT ROBBIE (Kyla Pospisic en El escándalo/Bombshell). Margot Robbie interpreta a un personaje ficticio, que la historia expone como símbolo de las mujeres que sufrieron acosos sexuales. En El escándalo, ella tiene una escena que habla muchísimo de su talento: está frente a Roger Ailes en una entrevista. Él le pide que se ponga de pie, dé la vuelta, así podrá ver su cuerpo, las piernas de su empleada. El rostro de la actriz va demostrando temor y cuando le pide que alce su falda, cada vez más, ella deja entrever la pérdida de su inocencia, el dolor emocional que empieza a embargarla, está confundida, humillada, inconsolable mientras Lithgow, como Roger, la mira con lascivia. Gran actuación y un veremos.

LAURA DERN (la abogada Nora Fanshaw en Historia de un matrimonio/Marriage Story). En cierta ocasión una abogada aseveró: “Mientras menos tengas que ver con abogados, mejor”. Y viendo a Laura Dern asesorar a Scarlett Johansson en su planeamiento de divorcio, el comentario cobra más que actualidad: ella es el epítome de la abogada sagaz, despiadada, profesional, excesivamente franca, dispuesta a esquilmar al próximo exesposo. La Dern siempre ha sido una gran actriz y esta es su oportunidad, pues con el Óscar por su participación en Historia de un matrimonio afianzaría su carrera. Su labor está llena de suspicacia, de una soltura que la hace natural. En justicia, ella debería ganar el premio.

KATHY BATES (Bárbara ‘Bobi’ Jewell en El caso de Richard Jewell/Richard Jewel). Como la madre de Richard Jewell, el guardián que detectó una bomba y luego fue acusado por el FBI de ser quien colocó el artefacto, se convierte en símbolo de todas las madres del mundo: tierna, indefensa, comprensiva, indulgente, desesperada, angustiada, pero con fe en el abogado que defiende a su hijo. La escena en la que ella, por consejo del jurisconsulto, se presenta en una rueda de prensa, la convierte en imagen de una persona digna, sincera; pero se quiebra en el momento de pedir al presidente Clinton que detenga la injusticia. Gran labor, pues su interpretación llega al corazón. Kathy Bates tiene el Óscar destinado a la mejor actriz de 1990 por Obsesión diabólica (Misery). Parte de su logro reposa en la sobria dirección de Clint Eastwood. ¿Se llevará la estatuilla?

SCARLETT JOHANSSON (Rosie en Jojo Rabbit). Rosie es una madre ejemplar, una mujer inteligente, capaz de controlar sus emociones, de luchar por causas nobles. Las escenas de Jojo Rabbit en las que actúa con el chiquitín muestran a una madre perfecta: no regaña a su hijo por travesuras, fomenta su relación con el amigo invisible. Apoya que el niño sea parte de la juventud hitleriana. Y cuando debe ir a la Gestapo, sin saber qué le deparará el destino, enfrenta la verdad: serena, imbatible.

Ver esta publicación en Instagram

A very happy birthday to Scarlett Johansson! #JojoRabbit✌️

Una publicación compartida de Jojo Rabbit (@jojorabbitmovie) el

Vale recordar que, de todas las candidatas, Johansson (cuyo nombre figura en las categorías de actriz principal y de reparto) es la que presume de más galardones en su carrera profesional. Pero a la hora de la hora, en la noche de los premios Óscar, nada está dicho.