Esta cafetería no te permite salir de ahí hasta que termines con tus escritos pendientes

  Ocio

Esta cafetería no te permite salir de ahí hasta que termines con tus escritos pendientes

Al ingresar al lugar hay un listado de reglas, entre las que consta que el cliente acepta que le prohíban salir del lugar hasta finalizar sus tareas

El Manuscript Writing Café
El Manuscript Writing Café, que abrió en Tokio, fue creado específicamente para todos los que tengan muchas distracciones@TakuyaKawai

¿Estás cansado de procrastinar? Siempre una cafetería es una buena opción para sentarse a escribir, y en Japón hay una hecha especialmente para aquellos no pueden dejar de distraerse cuando tienen sus pendientes.

f401b02c-9504-4525-b0f9-069a2c9f02c3

Los distribuidores de combustibles harán un plantón para pedir un mayor margen de ganancia

Leer más

El Manuscript Writing Café, que abrió en Tokio, fue creado específicamente para todos los que tengan muchas distracciones y muy poco tiempo para entregar un escrito de cualquier tipo, ya sean artículos de revista, novelas, guiones o tareas, siempre que sean necesarias colocar las palabras en el papel.

La novedad de esta cafetería no es que proporciona a los escritores tomacorrientes, cargadores y Wi-Fi ilimitado, sino que sus clientes no podrán abandonar el lugar hasta que estos no hayan alcanzado la meta de escritura del día que ellos mismos hayan propuesto al ingresar.

Los escritores también tienen la opción de solicitarle al personal de la cafetería distintos niveles de presión verbal. Frases como “ya te queda media hora para terminar” o “no olvides que se acerca tu fecha límite de entrega” son algunas de las que se pueden escuchar por parte de los meseros.

Cada 30 minutos los escritores deberán pagar 150 yenes, lo que corresponde a un aproximado de $1.20, esto con la finalidad de que ellos puedan sentir la urgencia y tengan idea del tiempo que está transcurriendo mientras ellos se encuentran en el lugar.

bebé

Una mujer pretendía vender a su hija de dos años

Leer más

Además, esta cafetería ofrece a los escritores recargas ilimitadas de café para poderlos ayudar con cualquier bloqueo mental que pueda surgir durante el proceso de escritura

Aunque su aforo es de máximo diez de personas, el espacio se encuentra completamente ambientado para los que necesiten completa concentración.

Nadie puede salir de lugar hasta que termine su lista de tareas pendientes, sin embargo, se les permite pedir comida a domicilio para que consuman en el lugar, que suele estar abierto hasta las siete de la noche.