Ocio

Beatriz Gil: "No se puede reemplazar el mundo real por el virtual"

La soprano guayaquileña habla de la situación del artista ecuatoriano frente a la pandemia del coronavirus.

Beatriz Gil
Beatriz junto a su madre, Beatriz Parra, y sus hijos Enrique y Sebastián.Cortesía

¿Cómo pasa la cuarentena una de las mayores sopranos del país? EXPRESIONES abordó a Beatriz Gil para que responda esta y otras inquietudes en El cuestionario

¿Cómo ha vivido estos días de confinamiento? 

En casa, con mucha preocupación y tratando de entender de que se trata todo esto. Podría decirse que en una paz atribulada. Imposible estar con el alma tranquila sabiendo que afuera hay tantas vidas en riesgo y tantas familias enlutadas, tantos conocidos que partieron, gente querida que ahora está ausente. 

Y para quienes viven del arte, ¿cómo se traduce esta pandemia? 

Ha sido catastrófica. Como artistas, vivimos por y para el público. Ese es nuestro fin, compartir nuestro arte con el mundo. Lograr esa simbiosis que nos alimenta tanto a nosotros como a quienes nos escuchan o ven y lo más grave de todo que ese es nuestro sustento, de eso vivimos. 

Pero bueno usted también es docente, labora para la universidad y dirige un coro, ¿cómo está en ese ámbito? 

El teletrabajo lo realizaremos por un buen tiempo. Se logran resultados, que en este caso, es lo realmente importante. Los coros, las orquestas, los teatristas, absolutamente todos, nos hemos visto en la necesidad de aprender y reconocer en el teletrabajo, un nuevo sistema de conexión con nuestros alumnos. 

¿Confía en que las aguas vuelvan a su cauce? 

Espero que poco a poco se llegue a una cierta normalidad en la que podamos juntarnos a medida de que se regularice. Soy una convencida de que la vida presencial, en el ámbito que sea, es sustancial para el ser humano. No se puede remplazar el mundo real con el mundo virtual. Por ahora tenemos la imperiosa necesidad de vivir con un nuevo sistema de relacionamiento por las condiciones actuales, sin embargo, esto es pasajero. El ser humano ha logrado sobrevivir a adversidades innumerables y siempre sale adelante, así que tengo fe en el ser humano. 

¿Cuál será el futuro de los teatros, de los escenarios artísticos? 

Los teatros volverán, las reuniones continuarán, y la vida seguirá su cauce. Al público se puede llegar, es solo cuestión de observar todo el fenómeno que se origina después del COVID-19. Los artistas y en general el mundo, encuentran la forma de llegar a donde quiere. Gracias a Dios la gente se ha unido, se ha reinventado, pero jamás ha dejado de luchar por continuar. 

Se volvió una fiebre que artistas interpreten canciones que motivan a la gente a ser optimista mientras dura la pandemia. 

Creo de verdad que así como nos unimos en los momentos más difíciles, tenemos que hacerlo sin necesidad de tanto sufrimiento. Los artistas somos lo mismo, nos conocemos, sabemos cómo trabaja nuestra mente y corazón, cómo pensamos y lo que nos mueve a seguir en este mundo tan especial, hermoso, inigualable, pero muy duro. Siempre pensar que la unión hace la fuerza, como dice el dicho.