Ocio

Andrés Crespo: Stand-up del renacimiento Guayaco

El actor guayaquileño estrena este viernes 5 su nueva comedia en el teatro Sánchez Aguilar

Andrés Crespo
Andrés para el lente de EXPRESIONES.Gerardo Menoscal//EXPRESO

Las conversaciones con Andrés Crespo suelen extenderse más allá del simple trabajo periodístico. El actor entabla la charla con gusto y, si no lleva prisa laboral, se puede quedar horas.

También puede hablar consigo mismo. Una capacidad que permite conocer demonios y virtudes. De allí salen textos como el de su tercer stand-up, Nunca fuimos felices, que presenta este viernes en el teatro Sánchez Aguilar. Es una obra que coescribió con Daniel Llanos y cuenta su visión de regresar a la tierra que ama. Como un renacer.

¿Cómo describe su humor?

Carreras artísticas_Cristhian Murillo

Estudiar una carrera de arte desentona en la virtualidad

Leer más

Es una búsqueda de la ironía y las contradicciones a través de la tradición oral. Este es una crítica a lo propio y a lo nuestro y, a la vez, es un rescate. Tiene tintes de alabanza a lo que somos, algo muy local.

¿A qué denomina renacimiento guayaco?

Más que una esperanza es una forma de vida. Yo trato de hacer las cosas que me lleven a Guayaquil y verlo de otra forma. Lograr que la ciudad tenga una fuerza de que me haga volver y nos lleve a un buen sitio.

En el mundo del entretenimiento, Ecuador no tiene un ícono a nivel internacional. ¿A qué cree que se debe?

No pienso que tenerla sea importante. Creo que hay grandes artistas, pero no tenemos la plataforma comercial. Tenemos muy poca población y un mercado interno muy pequeño. Muchos artistas latinos que se vuelven grandes se convierten en algo que no eran. Como Shakira, que ya no hace canciones, hace jingles. Nada en comparación a los discos que sacaba y la artista que era. Lo que hay que rescatar es que sí tenemos representación internacional en cosas profundamente artísticas, lo que no tenemos son estrellas pop.

Andrés Crespo
.Gerardo Menoscal//EXPRESO

¿Cuáles son estas corrientes?

El documental ecuatoriano, por ejemplo. Siempre es reconocido en festivales internacionales. El cine, la ficción local también. Alba, de Ana Cristina Barragán tuvo un gran paso por festivales. También en la literatura, como María Fernanda Ampuero. No tenemos una industria pop que llegue.

Con respecto al stand-up, que ha comenzado a tener este tinte más ‘pop’, ¿cómo usted lo vive?

Son las redes lo que han hecho al stand-up que tenga una relevancia y consumo mundial. Uno puede seguir en el mundo entero a gente talentosa y que no llegarías a conocer sin ellas. Como a Sofía Niño de Rivera, Bill Burr, Carlos Vallarta. Son territorios grandes que interesan a Netflix porque les representa público. La explosión del stand-up es increíble.

¿Cuál es el tipo que prefiere?

El autocrítico, el que no obedece al tiempo, el que escapa a la moda. No tiene que ver todo con temas de actualidad. 

Muchos de los exponentes del stad-up mexicano son muy activos en redes y han entrado al debate de que el humor tiene que evolucionar. ¿Cuál es su posición?

Creo que no hay nada más libre que el humor y este no tiene tiempo. El humor genuino es atemporal. Se nota y se lo siente .

¿Hay temas que ya no se deberían tocar?

Eso es una cuestión de gusto personal. No creo que existan temas que no se deban tocar ni palabras que no se deban decir. Pero yo sí tengo un tipo de humor que me podría parecer desagradable.

Y en Nunca fuimos felices, ¿de qué se burla?

De mi visión de regresar a vivir permanentemente a Guayaquil, luego de cinco años en Quito. Mi perspectiva de esta obra es regresar a una ciudad que amas, que quieres disfrutar pero te encuentras con una pandemia, un negociado a nivel de hospitales, asesinatos en torno a un círculo de corrupción. Me burlo de mí por querer regresar y encontrarme en un río de dolor y violencia.

¿Se podría arrepentir de esta decisión?

Nunca, porque es mío. Es lo único que tengo, además.

Aunque se presente en Samborondón…

Sí, claro. El guayaco es comerciante. Si tengo que ir a hacer plata a otro lado, voy (risas).

Así nació el proyecto

“Con Daniel Llanos queríamos escribir algo así desde hace algún tiempo. Siempre nos demoramos para escribir, es un proceso que toma algunos meses, y como se nos vino la pandemia encima, todo el material que teníamos antes quedó casi todo archivado. Entonces reescribimos. Yo me aproximo a esto con un gran grado de ambigüedad. Honestamente lo hago porque tengo que seguir trabajando, quiero sacar pecho, pero es muy raro lo que voy a hacer con el grado de tristeza que me embarga. Es muy extraño. El origen de mi tristeza viene por los picos de marzo y abril. Los latinos tenemos casi una vocación para el olvido, entonces de alguna manera yo me acuerdo de lo que pasamos. Esa es la base de mi tristeza”.

Valiana Areco

Valiana Areco: Y su mundo de fantasía hecho a mano

Leer más

También dijo...

  • “En el stand-up hay buenos pedazos para los de Samborondón. También me burlo de ellos”.

  • “Creo que ahora la jerga es menos rica porque las clases sociales están más separadas”.

  • “Yo soy un discípulo del ser guayaco. Un aprendiz de guayaquileño”.

   

Ficha

  • Andrés Crespo Arosemena, urbanización del Estero Salado, 1970.

  • Actor y escritor. No cayó en las garras de TikTok durante la pandemia.

  • Fue protagonista de la película Pescador, Sin muertos no hay carnaval. También tiene créditos a nivel internacional en la serie Narcos. Tiene como próximo estreno El rezador. Además sigue escribiendo guiones.

Más de la obra

Fecha: Viernes y sábados del 5 al 27 de febrero, 20:00.

Clasificación: Mayores de 16 años.

Adhesión: $ 20.

Sinopsis: Narrado desde el punto de vista del “santo bufón”, aquel que no puede mentir ni para salvarse a sí mismo y con su camino personal pretende hacer una catarsis sanadora para quien lo escucha. Es un monólogo sobre un mundo en pandemia donde todo y nada ha cambiado.

Adquiera las entradas desde la Boletería Digital del Teatro Sánchez Aguilar: www.teatrosanchezaguilar.org

Suscriptores de Diario EXPRESO: 10 % de descuento en boletos con el código TEATROEXPRESO2