Guayaquil

Una zona de ‘Gigantes’, en el abandono

Artesanos piden obra pública. Hay sospechas de coimas en el concurso de los monigotes.

zona de gigantes guayaquil abandono
Veredas. Las aceras de la Ruta de los Gigantes están agrietadas y con piedras que dificultan el paso de los visitantes.Carlos Yagual / EXPRESO
RECORRIDO POR RUTA DE (30865880)

La visita familiar a los gigantes

Leer más

Dos realidades se estrellan en la Ruta de los Gigantes, situada en el suburbio de Guayaquil. Por un lado, la majestuosidad de los monigotes y, por otro, una mancha de abandono; coinciden visitantes, artesanos y comerciantes del sector.

Fundas chorreantes de inmundicia, veredas resquebrajadas, oscuridad, intentos de robo y colapsos del alcantarillado en la temporada invernal forman la mezcla ideal para ahuyentar al turista, critica Bella Rodríguez, comerciante del sector. Sin embargo, los visitantes no dejan de llegar, relata. Lo hacen solo por admirar el arte de los artesanos, afirma.

“Sin la alegría y la habilidad de los chicos para hacer estos monigotes, este sector no sería nada. Que el Municipio haya cambiado algo para que esto se vea bien, no es así. A veces, hasta al pie de los gigantes llegan las fundas de basura. Ni hablar del terror que tiene la gente a que le roben”, relata.

Es un Universal Studios, en Guayaquil, pero inhóspito, compara la visitante Maritza Andrade. Ella es guayaquileña y hace poco llegó desde Estados Unidos para visitar su ciudad, luego de tres años. “Yo he viajado mucho y nunca he visto este tipo de arte, pero es una pena que se vea tan descuidado. Cynthia Viteri (alcaldesa de Guayaquil) debería tomar una decisión y mejorar esta área. Es realmente es espectacular, pero parece que no tiene mucho apoyo”, sostiene.

La guayaquileña Mercy González, seis familiares y su madre, quien se moviliza en silla de ruedas, también pasaron un mal momento, la tarde de ayer, al esquivar todos los obstáculos de las calles y evitar la congestión de vehículos que se formó en el sector, pasado el mediodía.

zona de gigantes guayaquil abandono
Charcos. En algunos sitios el agua del invierno queda encharcada en las aceras.Carlos Yagual / EXPRESO
20191226_085452

Un amor gigante en la ruta de los monigotes

Leer más

“Debería haber organización en todo esto. No cierran las calles, las veredas son inadecuadas, no hay rampas. Es muy conflictivo venir aquí a pasear y caminar de manera tranquila”, manifiesta.

En tanto, los artesanos del suburbio hacen lo que está en sus manos, aseguran. En la calle 16 y Ayacucho, donde los artistas Luis Crespo y Fausto Meregildo instalaron a sus ‘gigantes’, las luminarias públicas son deficientes.

“Yo trato de arreglar mi zona para ganar mi dinero. A mí me toca recoger la basura para que se vea bonito, comprar unos reflectores para que la gente se sienta segura y se tome la foto. Todo sale del bolsillo de uno mismo”, explica Meregildo.

Crespo coincide. Él tiene la percepción de que la autoridad los ha abandonado; y que solo los apoyan en la temporada que se publicita la Ruta de los Gigantes. “Aquí brillamos una vez al año (diciembre), y el resto de los meses no existimos. Intervención jamás tuvimos, peleamos por luminaria, por tener buen alcantarillado, dijimos que queremos seguridad, pero no hay voluntad para atendernos”.

La Ruta de los Gigantes es promocionada por el Municipio desde 2015. Y a partir de 2018 implementó un concurso con premios económicos para los participantes, que empujó al crecimiento de la oferta de gigantes. Pero también surgieron las quejas de algunos artesanos, de que supuestos jurados del concurso piden coimas para hacerlos ganar. A uno de ellos, quien pidió que se reservara su nombre, el jueves pasado, le pidieron $1.000 para declararlo ganador.

En un comunicado reciente, la Empresa Municipal de Turismo detalló que el jurado es anónimo, y que sus integrantes visitan el sector en calidad de turistas.

Este Diario envió un correo a Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Municipal de Turismo, para conocer si hay un plan de intervención en el sector. No obstante, hasta el cierre de la edición no recibimos respuesta.