Guayaquil

A volar cometas en El Morro para atraer al turista

Familias de esta parroquia de Guayaquil organizan un festival con juegos de antaño que facilitan el encuentro de amigos y las familias

COMETAS EN EL CERRO
Campo Alegre. Al pie de las faldas del cerro que rodea a esta localidad, decenas de niños jugaron con sus cometas, desde las 10:00, el sábado y el domingo.Néstor Mendoza

La pandemia afectó el turismo, una de las principales fuentes de ingreso para las familias de El Morro, parroquia rural ubicada a 70 kilómetros de Guayaquil. Por meses no hubo quien los visite, compre sus artesanías o se suba en lancha para hacer los tradicionales paseos en los que es posible ver a los delfines (bufeos), aunque ya no en la cantidad de antes, debido a que, como publicó EXPRESO en septiembre pasado, en los últimos 30 años su población se ha reducido en un 50 % por estar expuestos a redes de superficie y tráfico de embarcaciones pesqueras menores.

Este es el escenario en algunas zonas rurales de Guayaquil.

Tenguel y El Morro, inundados por lluvias

Leer más

Ahora, frente a ese escenario, los habitantes del barrio Campo Alegre intentan reactivar el turismo con una actividad de antaño: hacer volar cometas, en un campo abierto al pie de las faldas del conocido como cerro del Muerto, ubicado a menos de un kilómetro de la localidad.

Convocatoria. La comunidad usó las redes sociales para avisar del evento. Espera que con las primeras visitas, más acudan al lugar.

El pasado fin de semana, como se hará de aquí en adelante, se llevó a cabo la primera jornada. Y a decir de los organizadores, resultó mejor de lo que esperaban. Habitantes de El Morro, del Puerto Principal y de Playas se instalaron en el sitio con sus familias para construir las cometas, hacerlas volar y luego organizar un pícnic.

COMETAS COOL 3
. Guías. Los padres y abuelos de los menores fueron los encargados de enseñarles a volar una cometa. Hubo quienes lo hicieron por primera vez.Néstor Mendoza

“Cada familia hacía lo que quería y, como nunca, incluso los adultos se comportaban como niños. Fue divertido, muy divertido”, precisó Eddy Cajas, quien había llegado desde Guayaquil con sus dos hijos, ambos adolescentes.

El desfile en alta mar se desarrolla la segunda semana de noviembre.

Procesiones maritimas, una muestra de fe por Cristo Rey

Leer más

“Queremos que el turismo renazca. La pandemia ha dejado a este sector deprimido. Es por eso que ingeniamos este evento, además para recuperar los juegos de antaño, que son más sanos que ningún otro”, manifestó la residente María Reyes, quien se las ingeniaba para elaborar una cometa en dos días, usando papel de colores, brillos y trozos de caña. “Esto es realmente hermoso, vine al cerro por aire puro y me encuentro con este espectáculo. Traeré a mis niños, les hará bien jugar con algo nuevo”, aseguró Verónica Avilés, turista guayaquileña.

Aquí se fusionan el turismo, la tradición y la historia. Las cometas nos recuerdan la niñez, cuando la diversión era sana y natural. Hoy es distinta. Hay que volver a las raíces.

Wendy Cruz,
habitante de Playas

Kahida Rivera, presidenta del barrio, detalló que a fin de fortalecer además la identidad de El Morro, las cometas que hagan siempre deberán tener algo distintivo de la parroquia. Esta vez, la de Marianita Chalén tenía un chivo, la imagen que identifica al barrio, donde nació el Festival del Seco de Chivo en el 2018. La de Angelita Chalén, en cambio, hizo alusión al carro y la iglesia.

COMETAS ATRAEN TURISMO
Desde la mañana hasta la tarde, las familias se concentraron en el sitio para jugar.Néstor Mendoza
Puerto El Morro. El turismo en esta zona ha disminuido considerablemente. (Blanca Moncada / Expreso)

Puerto El Morro sin delfines y otros impactos del dragado

Leer más

“Ojalá que más barrios, no importa de qué ciudad, hagan lo que hoy ha hecho Campo Alegre. Es vital que todos miremos hacia el turismo comunitario, que fomenta, desarrolla y une a la gente”, comentó la habitante Andrea Mero, quien destacó del lugar, además, que las paredes de las viviendas están pintadas con murales de personajes destacados de la población. “Ahí hay otro enganche. Si en los países el turismo a través de los murales sirve de atracción, ¿por qué las autoridades no invierten aquí, donde el aire es además puro y estás rodeado de áreas verdes y agua? Este podría ser un sitio ideal para que el guayaquileño disfrute. Este debería ser un punto fijo para el turista, si se lo desarrolla como se debe”, añadió Valentina Guerrero, visitante que llegó desde la ciudadela Samanes 7.

Me pareció lindo que haya alternativas de distracción. No todo es mar y sol. En el campo también se encuentran cosas bellas, como las cometas. Ha sido un día de integración.

Ariana Reyes,
visitante que llegó desde Milagro