Guayaquil

Viteri llama a Guayaquil a exigir, hasta por redes, el pago que adeuda el Estado

La pandemia y la propaganda municipal arribaron al discurso de la Sesión Solemne por los 485 años de fundación. Guayaquil se salvó sola, el resumen.

Cynthia Viteri
La alcaldesa, en su arribo a la sesión solemne por la Fundación de Guayaquil.Álex Lima / Expreso

"No hemos ganado la guerra del COVID-19. La lucha Guayaquil, que en vez de armaduras se pone mascarillas, que en vez de armas se lava las manos. Todo pese a que el Gobierno no deposita desde marzo. Se nos han cogido 130 millones de dólares".

Cerro El Carmen

Una sesión solemne diferente y desde lo alto de El Carmen

Leer más

De blanco completo, desde lo alto de El Carmen y acompañada de los concejales, la alcaldesa Viteri presidió la Sesión Solemne por los 485 años de la Fundación de Guayaquil, en donde en esta ocasión no hubo asistencia masiva, ni de simpatizantes, ni de coidearios políticos, como el exalcalde Jaime Nebot, ni de funcionarios municipales como Andrés Roche, aún gerente de la ATM, infaltable en los actos muicipales de este tipo en tiempos del predecesor de Viteri. Quien sí asistió, en cambio, fue el arzobispo de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera

Esta sesión atípica deviene de la situación de Guayaquil, que atraviesa, como el mundo entero, la pandemia por el COVID-19. El cerro El Carmen fue el escenario esta vez, y no el Palacio de Cristal, como era tradición. 

En su discurso, la alcaldesa resaltó la deuda de la que ya había denunciado en enlaces radiales, e hizo una advertencia. 

"Si el Gobierno no deposita lo que debe, Guayaquil no tendrá cómo pagar a los enfermeros y médicos. En los hombros del Gobierno, del ministro de Finanzas o de quien sea que mande en este bendito país, caerá esa responsabilidad...".

Cynthia Viteri, alcaldesa

Solo Guayaquil invirtió de sus recursos 35 millones de dólares, en la emergencia, cuando el Gobierno dio menos de un millón a más de 200 cantones, recordó la alcaldesa. E insistió en que Guayaquil corre un serio peligro. "La plata es de ustedes. Sin ese dinero nos quedamos sin atención. A llamar, a escribir, a exigir, hasta por las redes, lo que por derecho nos corresponde", instó.

Cuando necesitemos una mano que nos ayude, tenemos que buscarlas en el extremo de nuestro propio brazo.

Cynthia Viteri, alcaldesa.
Ciclopaseo

Con sencillos eventos, pero llenos de civismo, se rindió homenaje a Guayaquil

Leer más

La alcaldesa aprovechó para, en la apertura, hablar de la obra que causó polémica las últimas horas, las raíces formadas por cuerpos en la calle Rumichaca. Insistió, como ya lo había hecho esta mañana, en que es símbolo de fortaleza. 

"Y que no te confundan unos pocos críticos de un solo ojo, que escriben con pasión lo que nunca se atrevieron a experimentar: levantar del piso a su vecino, a su hermano, a su amigo contagiado con la mortal enfermedad", dijo.

Mis ojos le dan la espalda a los duros de corazón.

Cynthia Viteri, alcaldesa
Sesión solemne por la Fundación de Guayaquil
Funcionarios municipales, durante la sesión solemne, en El Carmen.Álex Lima / Expreso

La Guayaquil abandonada

Obra de Fabricio Valverde Raíces de Luz Eterna.

¿Arte o burla contra los muertos? Otra obra polémica del Municipio de Guayaquil

Leer más

Fue el tiempo de dejar las cartas en la mesa, de recordarle al mundo que el Estado abandonó completamente a Guayaquil, a su suerte, y de resaltar que la ciudad se ha levantado sola después de lo más difícil de la pandemia.

Los concejales aplaudían cada vez que Viteri daba un chance de silencio. Se mostró pasional, madura, muy diferente a la Viteri que en octubre de 2018 prometía entre sonrisas nerviosas seguir la escuela del socialcristianismo. La pandemia también dejó cambios en la alcaldesa. La experiencia.

Las horas más oscuras que ha vivido la historia de esta ciudad no la cuenta solo una persona, la contamos todos.

Cynthia Viteri, alcaldesa.
Sesión solemne por la Fundación de Guayaquil
La alcaldesa entregó galardones a ciudadanos y funcionarios que trabajaron en la pandemia.Álex Lima

Los condecorados

En la ceremonia se rindió homenaje a los ciudadanos, organizaciones, entidades y funcionarios que trabajaron durante la emergencia, con la presea al mérito de héroes urbanos. Entre ellos, el doctor Washington Alemán, el matemático Juan José Illingworth, y (posmórtem) el periodista Paúl Tobar.

Detalles de la sesión

  • La Orquesta Sinfónica de Guayaquil acompañó la ceremonia. 
  • Las medidas de bioseguridad fueron tan restrictivas, que se llamó a la prensa hora y media antes del acto.
  • Las sillas se ubicaron con distancia y por jerarquía. Junto a Viteri se sentó Josué Sánchez, el vicealcalde. Detrás de ellos y en otra fila, el resto de concejales.
  • Se presentó al inicio del acto el extracto de un documental que ensalsa el trabajo del Cabildo durante la emergencia sanitaria.