Guayaquil

Vendían por $ 15 pruebas de COVID-19 sin registro sanitario fuera de la cárcel

El negocio se realizaba en una camioneta. El operativo lo desarrolló la intendencia de Policía y Arcsa

pruebas de covid decomisadas
La intendencia de Policía y Arcsa decomisaron pruebas de Covid, que se hacían en una camioneta, y que no tenían registro sanitario.Cortesía

Los peligros de contagio en la cárcel son latentes y se puede decir que ahora el riesgo de enfermar es más alto, por las visitas que reciben las personas privadas de la libertad. Hoy, a esa preocupación se suma la toma de pruebas rápidas por personas no calificadas. 

En un comunicado, la Gobernación del Guayas indicó que en una camioneta se vendían y hacían pruebas rápidas de Covid, sin registro sanitario, a familiares de PPL.

Coronavirus

Coronavirus: una de las mutaciones de la segunda oleada salió de España

Leer más

En un operativo ejecutado por la intendenta de Policía, abogada Alba Reinoso, y el coordinador zonal 8 de la Agencia Nacional de Control Sanitario (Arcsa), Juan Carlos Vidal, las autoridades encontró la camioneta donde se hacían pruebas de coronavirus.

prueba de coronavirus
Las autoridades realizan controles donde se hacen pruebas rápidas de Covid-19.Cortesía

El transporte estaba sin placa. Allí se ofrecían pruebas rápidas de Covid a las personas que anhelaban ingresar a la penitenciaría del Litoral a visitar a sus familiares.

El costo del examen era de 15 dólares y por ese mismo precio le regalaban alcohol y mascarilla.

Las autoridades decomisaron los productos, porque el alcohol y las pruebas rápidas carecían de registro sanitario; además de que el personal que atendía no estaban capacitadas para realizar los exámenes.

Por la falta de la placa también actuó la Comisión de Tránsito, para poner la debida sanción a la camioneta.

Salud- coronavirus- pandemia

Salud baja el tono de las alertas municipales sobre los contagios

Leer más

Adicionalmente se dispuso el retiro de dos mesas instaladas en la vereda, donde también se hacían pruebas. Una de las mesas estaba instalada junto a una farmacia que fue clausurada, por no tener los permisos de funcionamiento.

Los controles tendrán que ser constantes en el lugar, porque hay más interés en ganar dinero que en cuidar la salud de las personas. 

Según el último informe del COE cantonal y el Municipio la tasa de contagio en Guayaquil es de uno, es decir que un enfermo contagia a una persona. Entre marzo y abril esa tasa era de 3 a 5; ósea que un enfermo pasaba el virus a tres o cinco personas más y por eso en poco tiempo se vivieron los días críticos de la pandemia, no se debe olvidar que los fallecidos permanecían hasta cuatro días en una calle esperando que la autoridad los recoja.

Una situación que nadie quiere volver a experimentar, pero vender pruebas rápidas de Covid, sin registro sanitario, eleva las posibilidades de que ocurra. Por eso la importancia de los constantes controles.