Guayaquil

Vecinos de La Pradera solicitan el retiro de ramas y hojas secas de El Bosque

Aseguran que el problema lleva más de dos meses. También sugieren que se instalen tachos de basura y se arreglen las luminarias descompuestas

cúmulos
Problema. Los moradores aseguran que los cúmulos están en el área verde desde hace más de tres meses.Cortesía

Más de diez cúmulos de ramas y hojas se secas obstaculizan a los residentes de la tercera etapa de la ciudadela La Pradera, en el sur de Guayaquil, al momento que se disponen a realizar caminatas o cualquier actividad deportiva en El Bosque, uno de los principales atractivos del sector de más de 3.000 metros cuadrados.

MINGA

Vecinos de La Pradera se unen para mejorar a El Bosque

Leer más

Residentes como Gabriel Peña aseguran que la última minga que se realizó en el sitio destinada para recoger estos restos, fue hace más de dos meses y el departamento de Áreas Verdes prometió retirarlos como ya se han hecho en otras ocasiones. Pero esta vez no ha sucedido

cúmulos
Panorama. Los moradores exigen una solución por parte del Municipio.Cortesía

"Solo se ha recogido una parte y ahora se han acumulado cerros de basura orgánica y plásticos. Necesitamos que nos ayuden porque nosotros hemos cumplido con nuestra parte, solo tienen que llevárselos", añade Peña, quien sugiere que se instalen tachos de basura en diferentes espacios del bosque ya que por la ausencia de estos, la comunidad los ha elaborado con cartones y plásticos. 

fuga de agua en Pradera 2

"En la Pradera 2 el agua se va cada semana de dos a tres veces"

Leer más

Pero no solo los habitantes de esta ciudadela exigen estas mejoras. A ellos se suman los residentes de la cooperativa Eugenio Espejo, aledaña al espacio recreativo, y donde hace unos días se unieron para ser partícipes de una minga comunitaria y donde también se desinfectaron las zonas de juegos infantiles y bancas.

Ellos coinciden que otra de las atenciones que hacen falta es que se instale un sistema de riego para las plantas y árboles. Algunos vecinos como Pedro Farías, llevan baldes con agua en horas de la mañana para poder realizar el riego. Él solicitó, además, que se cambien las luminarias que se encuentran descompuestas, así como lo registró EXPRESO en un reportaje anterior.