Restricciones por pandemia “liquidan” a comerciantes

  Guayaquil

Restricciones por pandemia “liquidan” a comerciantes

Vendedores aseguran que viven una crisis similar a la del 2020.  Consideran que medidas del COE los perjudican. Muchos temen irse a la quiebra

TRISTEZA
Comerciantes se encomiendan a DiosJIMMY NEGRETE

Donde normalmente se observaba un lleno total de personas en el que no se podía caminar con tranquilidad, hoy el panorama es desolador, con decenas de comerciantes varados y desesperados, ya que debido a la pandemia y las nuevas restricciones hay días en los que no se vende nada.

“No sé si pueda resistir más, tengo más de un año vencido en arriendo y mucha mercadería estancada que no se vende”, relata muy preocupada Daysi Burgos, quien asevera que lleva más de 20 años ofertando uniformes para colegios, pero hoy no ha logrado facturar ni un centavo. “Llevó más de 6 horas aquí y no he logrado nada, siento una impotencia terrible. No hay clases, no hay ventas. Las medidas del COE nos afectan a nosotros. Ayer en todo el día solo me hice $ 4,50”, detalla la mujer, que es dueña de su propio local.

Incidentes en la Bahia (7405976)

Otro enfrentamiento entre informales y policías metropolitanos en la bahia

Leer más

Desde marzo del 2020 no se han reanudado con normalidad las clases presenciales, salvo pocas unidades educativas. Y recientemente se anunció que no habrá retorno a clases hasta el próximo 17 de febrero, debido al alto contagio de COVID-19 en los dos últimos meses, por lo que la agonía para ella continuará.

No solo los comerciantes de uniformes están sufriendo los estragos de la pandemia y sus restricciones, sino también algunos locales de comida. “A esta hora (13:00) en otras circunstancias esto debería estar lleno de clientes, pero hoy no tenemos ni uno solo”, cuenta Marcelo Cárdenas, quien dice que lleva ocho meses trabajando en su local en el centro de Guayaquil.

Además asegura que otras medidas también lo han perjudicado de manera colateral. “Hace poco anunciaron que se subía el sueldo y con eso todo sube: frutas, legumbres, absolutamente todo sube, pero nosotros no podemos subir en estas circunstancias”.

Cárdenas relata que las medidas restrictivas también han complicado las ventas de los pocos días que dan mayor rédito. “Los fines de semana que hay más clientes debemos limitarnos porque solo podemos recibir el 30 %. Entonces a la gente no le gusta esperar y se va a otro lado y perdemos oportunidad de vender. Las restricciones y la pandemia están liquidando los negocios”, lamenta el hombre, mientras limpia las mesas del restaurante completamente vacío.

Ómicron

Coronavirus en Ecuador: semana crítica para rebajar el 300 % de contagios

Leer más
trissteezz
Comerciantes preocupados por la situaciónJIMMY NEGRETE

Según la última disposición del COE Cantonal, el aforo permitido para los lugares de venta de comida es del 30 % de su capacidad normal. Estas medidas también afectan a los pescadores que distribuyen mariscos a restaurantes de la ciudad. “Nuestro trabajo hoy está caído, estamos por el piso. Guayaquil está muerto ahora. Los restaurantes no nos compran porque dicen que el negocio está malo; imagínate nosotros”, indica Carlos Holguín, que vive en La Libertad, provincia de Santa Elena.

Además asegura que es una de las peores crisis que ha vivido en su vida. “El año pasado estuvimos jodidos, pero ahora estamos mucho peor. Llevamos más de un mes con este problema. Trabajo con cinco personas más; si no vendemos, no comemos. Estamos pasándola mal aquí”, explica muy triste.

RESTAURANTE CON AFORO (7591887) MERCADO DEL RÍO

Los restaurantes, agobiados por el cóctel de restricciones

Leer más

La situación para los vendedores de muebles para hogares también se torna gris y comparan el momento actual con lo que se vivió al inicio de la pandemia. “Hay días en los que no facturamos ni un producto, eso es pérdida para nosotros. Es una situación similar a la del 2020, cuando recién nos permitieron abrir”, señala Shanira Vera.

Ella sostiene que su negocio será mucho más difícil de levantar que otros. “La gente no puede dejar de comer o vestirse, esos negocios sí o sí venderán, pero muchos en esta época prefieren quedarse con sus muebles viejitos o hasta sin muebles a invertir dinero en nuestros productos”, explica muy contrariada.

Según expertos, Guayaquil atraviesa esta semana el pico más alto de contagios, por lo que se prevé que las medidas que están ‘liquidando’ el comercio se mantengan durante unas semanas más.