Refugio Espíritu Santo estudia a 362 adultos en situación de calle

  Guayaquil

Refugio Espíritu Santo estudia a 362 adultos en situación de calle

No son mendigos, pero su casa es cualquier esquina de Guayaquil.

Vicente Taino
El ministro del Mies, Vicente Taiano, recibe del monseñor de Guayaquil, Luis Cabrera, un reconocimiento por apoyar la labor del Refugio Espíritu Santo (Resa).JUAN FAUSTOS SANDOVAL

El Refugio Espíritu Santo (Resa) presentó ayer la investigación de adultos que duermen en las calles de Guayaquil, pero no son mendigos. Es decir, que aunque duermen en cualquier esquina de la urbe buscan la manera honrada de ganarse unos dólares para comer. El detalle está en que ese ingreso económico es tan poco que no les alcanza para alquilar una habitación.

adopciones-niños- leyes

La indigencia y las drogas rondan a los emancipados sin adopción

Leer más

Es un estudio, que a decir del monseñor de Guayaquil, Luis Cabrera, va permitir seguir haciendo el bien y realizarlo bien.

VagoTiene su familia, su casa pero le gusta estar en la calle por su voluntad.

Se analizaron a 362 adultos que están en situación de calle, de este número 231 todavía viven al intemperie, 77 están en albergues y 54 son atendidos en Resa.

Resa es un refugio que atiende a personas indigentes, está respaldado por la Arquidiócesis de Guayaquil.

IndigentePersona desahuciada a causa de haber caído en las drogas o en el alcoholismo.

La meta es poder ayudarlos a llevar una vida digna, como la que lleva ahora Carlos Montenegro, quien por 15 años vivió en la calle.

indigencia

El silencio del centro lo hace dormitorio de más indigentes

Leer más

Para comer vendía agua y se bañaba en el terminal terrestre. Ahora está en Resa y estudia para ser Chef.

TranseúnteVive en la calle de manera transitoria.

Él ha buscado a otros compañeros que toman una acera como colchón y el cielo como techo, para que también ingresen en un programa que les da la oportunidad de aprender un oficio y con ello implementar un emprendimiento que los ayude a tener ingresos que les permita dormir en una habitación.

Al evento de la presentación del estudio asistió el ministro del Mies, Vicente Taiano, quien en su participación anunció que preparan un plan para controlar la mendicidad que suele aumentar en diciembre, en ciertos casos son adultos que obligan a los niños, a personas con discapacidad o viejos a pedir dinero.

MendigoVive de la lismona, pasa en la calle. Algunos tienen un cuarto donde comer y dormir.

Aseguró que el ministerio está interesado en apoyar iniciativas como las que tiene Resa, considera que cuando se unen esfuerzos hay más logros y que en materia social hay mucha tarea por realizar.