Vecinos de Mucho Lote 2 marcharon por la seguridad

Luis Tomalá, vicepresidente del Comité de Líderes de Mucho Lote 2, dijo que están cansados de enviar solicitudes al Municipio para que atienda y controle el creciente índice delincuencial en la zona.

10 nov 2019 / 11:11

Los moradores del sector Mucho Lote 2 realizaron hoy, 10 de noviembre de 2019, una marcha pacífica para pedir, entre otros temas, más seguridad para la zona, donde hay 11 urbanizaciones y 9.000 familias

Vestidos con camiseta blancas y con carteles en mano, aproximadamente 60 vecinos llegaron hasta el primer redondel del ingreso al sector. Luis Tomalá, vicepresidente del Comité de Líderes de Mucho Lote 2, explicó que decidieron congregarse porque están cansados de realizar solicitudes al Municipio de Guayaquil y a las autoridades de seguridad y control por el creciente índice delincuencial.

Ellos solicitan la construcción de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) porque la más cercana está en Las Orquídeas. El agente de policía Ricardo Olvera, quien escoltaba a los manifestantes en un patrullero, dijo que los policías que hacen guardias en la UPC tardan aproximadamente 15 minutos en atender una emergencia. No obstante, los moradores dicen que a atención suele demorar hasta una hora.

Vecinos de Mucho Lote 2 marcharon por la seguridad

“La organización de la policía no se ajusta al crecimiento que ha tenido la zona”, le explicaba Tomalá. Los moradores se quejan también del creciente número de consumidores de droga que llegan hasta el malecón.

También hay incremento de microtráfico. “Nosotros lo que queremos es hacer prevención, para que la delincuencia no tome más terreno”, dijo el líder vecinal.

Adicional a la seguridad, ellos también solicitan la construcción del Malecón que les prometieron cuando se inició el proyecto habitacional.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA