Guayaquil

La UNE cuestiona el concurso para maestros y anuncia un plantón

El gremio rechaza la complejidad de la prueba para recuperar la elegibilidad.

Representantes del Frente Vanguardia del Magisterio y el Frente de Lucha del Ingreso al Magisterio de Guayaquil.Valentina Encalada / EXPRESO

Para este jueves 5 de diciembre, el Frente Vanguardia del Magisterio y el Frente de Lucha del Ingreso al Magisterio de Guayaquil alistan un plantón en las afueras del edificio de la Subsecretaría de Educación. Así lo anunciaron sus representantes este lunes 2 de diciembre.

La primera prueba para recuperar la elegibilidad decepciona a los maestros

Leer más

Asimismo, la próxima semana presentarán una acción de protección en la Corte Constitucional y un pedido a la Contraloría General del Estado para que efectúe una auditoría a todo el proceso del concurso Quiero Ser Maestro del 1 a 5, es decir, los concursos que han rendido los profesores contratados y aspirantes desde el año 2014 para obtener un nombramiento.

Las acciones son en reacción a las pruebas tomadas el pasado sábado 30 de noviembre a 14.600 docentes del país, para recuperar la elegibilidad, requisito primordial para obtener un nombramiento dentro del magisterio fiscal. Y también en rechazo a las demoras para conseguir esa licencia, habiendo aprobado los requisitos previos. 

El examen fue de razonamiento verbal matemático y decepcionó a los profesores por su alta complejidad. Incluían preguntas de matemática avanzada, que debían resolver con fórmulas. Ellos aducen que muchos son de materias distintas, no afines.

“Nos preocupa sobremanera de que estos nombramientos se los esté vendiendo. El Instituto Nacional de Evaluación Educación (Ineval) tendrá que decirnos en base a qué le toma la misma prueba a todos los maestros, cuando a muchos solo les faltaba la clase demostrativa para obtener el nombramiento”, reclama Hilario Beltrán, presidente de la UNE.

El resultado de la prueba para recuperar la elegibilidad será informada por el Ministerio de Educación a través de la plataforma, a mediados de este mes.

Hay alrededor de 30 mil personas intentado obtener el nombramiento para asegurar su trabajo como docente, pero las plazas solo son 15 mil, explicó Beltrán a EXPRESO.

Otra de las quejas es el cobro de $10 que se les hizo a los docentes examinados  para poder rendir la prueba del sábado. “La ley dice que debemos pagar cada vez que rindamos la prueba, pero que tengamos que rendir esta prueba para recuperar la elegibilidad no fue culpa nuestra sino del Gobierno, quien retrasó los procesos”, manifiesta Francisca Ortega, maestra contratada con un título universitario y dos tecnológicos.

Otra de las quejas es el cobro de $10 que se les hizo a los docentes examinados por para poder rendir la prueba del sábado.

Este miércoles la sede del Frente Vanguardia del Magisterio en Quito realizará un plantón y al igual que los del puerto exigen pruebas acordes a las ramas de los docentes.