Guayaquil

La primera prueba para recuperar la elegibilidad decepciona a los maestros

El examen fue tomado este sábado 30 de noviembre en todas las capitales del país.

Prueba a los docentes para recuperar la elegibilidad. gerardo menoscal

Este sábado 30 de noviembre, 14.600 docentes de escuelas y colegios del país rindieron una prueba de razonamiento verbal-matemático. Estos profesores son quienes tomaron el examen Quiero Ser Maestro del 1-5 (desde el 2014 al 2018) y que perdieron la elegibilidad, requisito primordial para seguir el proceso de obtención del nombramiento definitivo dentro del magisterio fiscal.

El examen se realizó en 222 laboratorios de cómputos, en las capitales de todas las provincias de Ecuador, y en dos mega sedes (una en Guayaquil y otra en Quito).

A la prueba de ayer, según explicó a EXPRESO Magali Ramos, subsecretaria de Desarrollo Profesional del Ministerio de Educación, se sumará otro examen de conocimiento que rendirán los profesores en abril. Los resultados de ambas pruebas determinarán si los profesionales pueden obtener el nombramiento.

“La calificación es sobre 1.000 y la curva se hace en función de los puntajes de los examinados. Las notas serán publicadas a mediados de diciembre”, detalló la funcionaria.

La megasede del puerto fue el colegio Guayaquil, donde rindieron 300 profesores y fue este medio. Allí, la mayoría de los maestros comentó su decepción por la prueba que veían, días antes, como la puerta que les abriría el camino al nombramiento definitivo.

Fue un examen de 37 preguntas, de las que el estándar de aciertos en esa sede, fue de 7 a 12 aciertos.

En Guayaquil los maestros rindieron en 13 instituciones educativas.gerardo menoscal

“La prueba fue muy injusta. La mayoría de las preguntas fue de estadísticas y matemáticas que teníamos que responder a través de fórmulas. Yo soy parvularia, no sé mucho de estadísticas y eso no es importante para mi clase”, contó María Castro, docente evaluada.

Todos los maestros con los que conversó este medio aclararon que no cuentan con la elegibilidad gracias al mismo Ministerio de Educación.

“Muchos éramos elegibles, ellos nos hicieron perder esa elegibilidad porque paralizaron el proceso, no cumplieron con el último punto que era la prueba demostrativa. Y ahora para recuperarla nos toman este examen que nos piden fórmulas avanzadas de estadísticas, sin calculadoras, a maestros de párvulo, inglés y otras ramas no acorde”, indica Eliana López.

“Yo soy de un grupo que estuvo a punto de tener la elegibilidad en 2014, pero nunca llegó el llamado del último proceso. Y llega ahora con una prueba que más bien parece una traba para no darnos el nombramiento”, expresó Paola Olvera, otra docente.