En la Kennedy se taparon los huecos y CNEL esperaba terminar hoy el retiro de los postes

  Guayaquil

En la Kennedy se taparon los huecos y CNEL esperaba terminar hoy el retiro de los postes

Solo quedan operativos los de tensores de una línea de subtransmisión. EXPRESO contó la problemática

REGENERACION
Panorama. En el punto se taparon los huecos que habían.Juan Ponce / EXPRESO

Luego de la publicación de EXPRESO, en torno a los daños que se registraron en la regeneración de la avenida del Periodista, en la ciudadela Kennedy; finalmente, el contratista a cargo de la obra tapó los huecos y repuso los adoquines que se encontraban desparramados en la acera, y que ponían en peligro a los transeúntes.

En el sitio otro de los cuestionamiento recayó sobre la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) que, a decir del contrastista, luego que este hiciera la “bajada de cables” después tenía que ir la CNEL. Pero la ciudadanía criticaba que el trabajo esté incompleto y cuelguen los ‘tallarines’. Si se hizo soterramiento de cables, por qué aún hay tallarines colgando, se quejaron.

TRABAJOS INCONCLUSOS P (8522860)

La regeneración de la ciudadela Kennedy: ¿Torpeza o mala fe?

Leer más

Al consultarle sobre las acciones que tomará la entidad, John Delgado, integrante del área Diseños eléctricos - obras municipales y oficiales de CNEL, respondió a este Diario que las obras de retiro de redes y postes de esta regeneración, se han venido atendiendo desde junio pasado y continúan.

Puntualizó que el retiro del total de estas estructuras depende de que Jhonny Ronald Vera Bravo, el contratista, concluya los trabajos eléctricos que CNEL GYE le permite. “Hoy, por ejemplo, ya los sacamos todos”, manifestó.

Agregó que el resane, producto del retiro de los postes, es de competencia del contratista y recordó que en esta obra quedan operativos únicamente los postes tensores de una línea de subtransmisión que pasa por el sector.

EXPRESO volvió a la ciudadela y comprobó que la mayoría de estas estructuras ya había sido retirada y que, a la par, los espacios donde se levantaban estaban siendo intervenidos y tapados; y que todos esos ‘tallarines’ que colgaban o se cruzaban con la estructura de subtransmisión habían desaparecido.

Ciudadanos y trabajadores que pululan este territorio, como Fátima Villao, esperan que estos errores no se repitan, sobre todo por la demora de la obra (debió estar terminada a finales de mayo), y que sea una regeneración integral.

“Si no fuera por el reportaje, esta gente no venía. Miren lo fácil que resultó sacar los postes y limpiar el entorno. Era simple. Todo era cuestión de desinterés y sí, de mala fe y torpeza, como indicamos antes”, se quejó Lorena Alomía, residente.