Guayaquil

La Junta de Beneficencia pide otro sitio para la estación de basura al Municipio

La entidad advierte sobre las afectaciones que podrían llegar al lugar elegido. El director de Aseo defiende el proyecto pese a las críticas.

BOTADERO DE BASURA (32818027)
El terreno donde se planifica edificar una estación de transferencia de desechos, en el kilómetro 8 de la vía a la costa.CHRISTIAN VASCONEZ

Un nuevo capítulo se registra en los hechos que rodean al proyecto de la estación de transferencia de desechos sólidos no peligros ni contaminantes. Y esta vez los protagoniza la Junta de Beneficencia de Guayaquil, que también se resiste a la obra planificada por el Municipio.

Ubicación. El terreno en cuestión está ubicado en el kilómetro 8 de la vía a la costa. Hay urbanizaciones y entidades educativas alrededor del sitio.

En agenda otra vez la estación de transferencia de desechos de vía a la costa

Leer más

Con fecha 17 de noviembre de 2020, la entidad, a través de su director, Juan Xavier Cordovez, ha oficiado a la Alcaldía un documento sobre el proyecto que la autoridad prevé construir en vía a la costa, luego de que concluya el iniciado proceso de expropiación sendos terrenos pertenecientes a la Junta de Beneficencia y del ciudadano Arnoldo Alencastro.

El área se ubica en la avenida Jaime Nebot Velasco y la vía Perimetral y que haya sido seleccionada como escenario para desechos es criticado tanto por Alencastro como por tres mil moradores de las urbanizaciones de vía a la costa, que la semana pasada exigieron a la alcaldesa Cynthia Viteri explicaciones sobre los detalles e impacto ambiental y socioeconómico del proyecto, que no ha sido socializado.

En este nuevo papeleo, la junta aborda la intención de expropiación de su predio, registrado bajo el código catastral 61-0084-001, y recuerda al Municipio de Guayaquil que, como EXPRESO informó en días pasados, el 31 de octubre de 2018, mediante resolución 32-2018, el entonces alcalde Jaime Nebot dejó sin efecto el proyecto, tras una serie de críticas de la comunidad y los planificadores urbanos.

BOTADERO DE BASURA (32818027)

La plusvalía, en riesgo por la obra para desechos en vía a la costa

Leer más

La Junta de Beneficencia resalta que en un futuro cercano, cuando el nuevo aeropuerto en Daular esté en funcionamiento, la avenida Jaime Nebot Velasco será a vía de ingreso a la ciudad de Guayaquil.

Desde allí empieza a analizar todas las afectaciones que representaría la estación de desechos. “Además de la desfavorable imagen, así como también un adverso impacto ambiental, habrá otra consecuencia, la afectación de la plusvalía de los terrenos aledaños, el desarrollo de la ciudad y las inversiones de infraestructura urbana e inmobiliarios privados que se vienen generando en el sector”, reza el escrito al que tuvo acceso EXPRESO.

3.000firmas recolectaron moradores de la zona para pedir explicaciones al Municipio sobre la obra.

El director de la entidad insiste a la alcaldesa en que existen otros terrenos en la vía Perimetral sin desarrollo, que tienen igual extensión que la que requiere el proyecto (97.000 metros2). En esas zonas, “la Dirección de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales bien podría, si realmente es necesario, reubicar la obra”.

Guillermo Ayala y Carlos Pástenes, líderes de vía a la costa.

Tres mil firmas para exigir que Viteri hable de la estación de desechos

Leer más

“Con esta petición aspiramos que se revea esta decisión. Construir la estación de transferencia de desechos en la actual ubicación escogida tendrá un impacto negativo para el desarrollo inmobiliario de la avenida del Bombero y vía a la costa”, observa el director.

Arnoldo Alencastro, propietario del otro terreno involucrado y quien ya mostró su rechazo por el proyecto, aplaude la postura de la Junta. Y, por su parte, Guillermo Ayala, presidente de la Federación de Urbanizaciones de Vía a la Costa, espera una respuesta del Municipio sobre la información solicitada del proyecto.

Igual Carlos Pástenes, secretario de esa organización de vecinos, recuerda al Municipio que existen problemas ambientales y viales que no han sido solucionados. “Ahora, en lugar de hallar respuestas, vienen a querer construir un botadero. Aún nos deben pasos elevados”, resume.

Gustavo Züñiga, director de Aseo, explicó en un oficio que esta obra es necesaria para la ciudad y que se hará.