La inseguridad arremete contra los taxistas en Playas

  Guayaquil

La inseguridad arremete contra los taxistas en Playas

Cuarenta robos reporta Playas. En el último, el conductor fue herido

taxi
En Playas hay 9 compañías de taxistaxista

El reciente asalto y las 12 puñaladas que recibió el taxista Kléver Flores, de 30 años, engorda la lista de los 40 robos de los que ha sido víctima el gremio Unión de Taxis de Playas, según denuncia su presidente, Franklin Suárez.

El líder, que exhorta a las autoridades a tomar acciones urgentes a fin de que la violencia no se instale en el balneario, asegura que esas cifras son solo de este año.

Áhogado Playas

Otro turista se ahoga en las playas de General Villamil

Leer más

Álex Tomalá, de la compañía Taxruenza, señala que él fue asaltado cuando hizo un flete al barrio 25 de Julio, con dos pasajeros que en el trayecto lo amenazaron con armas de fuego y se le llevaron todo. Bajo esa misma modalidad fueron asaltados Luis Tinoco y Víctor Sarmiento, de la compañía 9 de Octubre, relata Suárez, quien ya no sabe qué hacer para resguardarse y reconocer a los posibles asaltantes.

taxi
En este taxi, su conductor salió heridoCORTESÍA

“Ya no hay forma de confiar en nadie. Hoy todos pueden robarte. Es preocupante no poder trabajar por ese miedo que te agobia”, dijo el dirigente, quien ya expuso el problema a las autoridades, a fin de que haya un cambio.

Para Ricardo Macías, presidente de la compañía 9 de Octubre, la informalidad es uno de los factores que están incidiendo en la problemática. “Ahora en Playas ves carros sin placas, con vidrios polarizados, con gente violenta que te insulta si la ves demasiado. Mi hipótesis es que ellos te monitorean, estudian tus pasos. Es aquí donde la Policía debe entonces poner sus ojos, y así, de a poco, en todos los elementos que consideren estén incidiendo en la situación”, señaló.

La avenida Jaime Roldos Playas

El silencio ya no 'existe' en la avenida Jaime Roldós de Playas

Leer más

Los habitantes corroboran esta denuncia, al hacer hincapié en que el balneario “se ha dañado”. “En la misma playa o en el malecón, zona completamente turística, ves a gente hasta consumiendo drogas, durmiendo en las vías... El sitio no es el mismo de hace tres años”, agregó la habitante Joselyn Mera.