Guayaquil

El Municipio anuncia campañas para concienciar sobre el cuidado de las  iguanas 

En su respuesta a un reportaje de este Diario, el cabildo dice que los letreros informativos del parque Seminario están en renovación.

Las iguanas son el atractivo del Parque Seminario situado en el centro de Guayaquil.MIGUEL CANALES/EXPRESO

El Municipio de Guayaquil, a través de la Jefatura de Bienestar Animal, tiene previsto implementar para el próximo año, a través de una ordenanza, campañas para concienciar sobre la fauna silvestre de la ciudad (iguanas, ardillas y búhos). Así lo indicó a EXPRESO el Departamento de Comunicación del cabildo en un comunicado, como respuesta al reportaje del maltrato a las iguanas del parque Seminario, publicado el pasado 29 de noviembre.

En el escrito, el Municipio destaca que las iguanas y otras especies que forman parte del atractivo turístico de la ciudad serán tratadas en un nuevo Centro de Bienestar Animal que también se ejecutará en 2020. Se trata de una edificación, donde se llevará a los animales que necesitan una atención especial para su recuperación. Y luego de su mejoría, serán reubicadas en los parques donde ya tienen un hábitat establecido.

En el reportaje, este medio, explicaba que hay algunas de las 200 iguanas del parque Seminario con extremidades fracturadas.

El parque de las iguanas descuida a sus emblemas

Leer más

Ante la ausencia de letreros informativos que indiquen a los turistas y visitantes sobre el cuidado de las iguanas, que evidenció este Diario en su recorrido en el parque de Las Iguanas, el comunicado del cabildo señala que sí existen los rótulos, que indican restricciones como el ingreso de animales domésticos al parque, tocar o alimentar a los animales y pisar el césped, pero que estos están “están siendo renovados, debido al tiempo de uso”.

En cuanto a la alimentación de las iguanas, la Jefatura de Bienestar Animal indica que el parque Seminario cuenta con el Servicio de Mantenimiento Agronómico a cargo de la compañía DAXCOM S.A., cuyo contrato estipula la alimentación diaria, servicio de atención veterinaria mensual y atención prioritaria, en casos de emergencias, a esta especie que forma parte de la historia y atractivo turístico del puerto.